Opinión

Los Asambleístas

Dr. José Fernando Gómez Rosales/ Guayaquil

jgomezr@hotmail.com

Ninguno de los Asambleístas elegidos, tiene, o debe tener compromisos con nadie, sino con el país que los eligió. Solamente los inmorales, los incapaces, los ladrones (que aprovecharon la justa, para vender su imagen y lograr ser electos, pero que el pueblo ya los va conociendo), pueden querer sacar partido de sus puestos. La gente honesta (que a Dios gracias, si hay), que fue electa, sabe que su compromiso es con el Ecuador, no con el que los puso en la lista.

Ellos fueron elegidos por el pueblo ecuatoriano, para que sirvan a su patria. ¿Cómo? Legislando, fiscalizando, buscando con su actuación un mejor futuro para el país. El que no actúa con ese criterio, es un mal ciudadano que no merece ni el apelativo de “ser humano”.

Veo que los políticos piensan que se debe actuar de acuerdo con ideologías, o de acuerdo con la conveniencia o no de su partido político.

Pero en realidad, ¿Quién escogió a los Asambleístas? ¿Fueron los directores de los partidos políticos? Ellos los pusieron en la lista, pero quienes les dieron el voto, fuimos los ciudadanos. En realidad, ¡quién les dio el puesto fue el pueblo!

Entonces, si los asambleístas son gente honrada, ¿a quién deberían servir? ¡Al pueblo que votó por ellos!

Los Asambleístas no fueron elegidos para hacerse millonarios ni para robar. ¡Fueron electos para servir a su país!

Creo que va a ser necesario que las sanciones a los malos servidores públicos incluyan cárcel, si actúan deshonestamente o desean sacar ventaja de su puesto. Ellos fueron electos para servir a la patria, ¡no para servirse de ella!