Economía

Los arroceros ya cuentan con Centro de Investigación propio

El sábado anterior se inauguró en Ecuador, el primer Centro de Investigación del arroz y Transferencia de Tecnología (CINAR) ubicado en la cabecera cantonal de Samborondón.

Heitel Lozano director ejecutivo, expresó a este medio que luego de 5 años de estar peleando por este sueño se hizo realidad, «con un esfuerzo entre el municipio de Samborondón y la prefectura de las guayas se logró colocar equipos de última tecnología para brindar el servicio a los agricultores» acotó.

En esta primera etapa, indicó el directivo, se prestará el servicio de análisis de suelos, donde ya se hizo un acercamiento con el municipio de Daule para que a través de un convenio se pueda llegar a otros cantones y que se beneficien los agricultores de Daule donde se van a realizar más de 1.000 muestras de análisis para los productores de la zona.

“También se hará el acercamiento con otros municipios para que todos los arroceros puedan beneficiarse del trabajo” recalcó.

Anotó que han empezado con esta primera parte porque estadísticamente está demostrado que el 95 % de los arroceros no hacen análisis de suelos, “no saben que deben corregir en el suelo, no se ha hecho de manera técnica y con esto pueden optimizar recursos, porque se va a saber qué es lo que necesita realmente el cultivo, ahora ya vamos a ser más eficientes, además se va a dar la recomendación técnica de lo que se necesita en el cultivo para mejor rendimiento, esta recomendación no es comercial sino técnica” aclaró.

Explicó que luego del Cincae, Centro de Investigación de la Caña, este es el segundo renglón agrícola que arranco con un centro de investigación propio ya en su primera etapa.

Anunció que la segunda etapa es la investigación de nuevas variedades y que en los próximos meses se estará entregando un nuevo material de alto rendimiento, investigada por el Centro con la Universidad Técnica de Babahoyo.