Opinión

LOS 3 COCHINOTES

Henry Silva Viteri/Guayaquil

Miguel Guambo, Jhoni Badillo y Washington Moreno son los jueces que de forma inauditamente unánime sentenciaron como delincuente al cabo de Policía Santiago Olmedo por cumplir con su deber y quién lo acusó fue el fiscal Patricio Parco, estos individuos son los 3 “cochinotes” y el fiscal el lobo, que son una vergüenza para todos los ecuatorianos.

Ni sé si estos jueces son rezagos de la década podrida que siguiendo las normativas que les dan las leyes preparadas y aprobados por el antro (Asamblea) del año 2008, fueron hechas para proteger las fechorías que tenían en mente la basura “suciolista”.

Indigna saber que un fiscal que debe trabajar para combatir la delincuencia persiga a un servidor del orden público por cumplir con su deber, el fiscal Patricio Parco acusó al cabo Olmedo diciendo que él había disparado a matar sin justificación; dice este mal servidor público que por parte de los “angelitos” abatidos no hubo agresión.

¡De Ripley!, los delincuentes armados con cuchillos estaban asaltando a un joven en plena calle y fue ahí cuando intervino el agente del orden, los delincuentes no hicieron caso a la voz de alto y el agente Olmedo tuvo que usar su arma ante el ataque agresivo de esas hienas.

Con el informe acusatorio del fiscal que más parece abogado defensor de los delincuentes los 3 “cochinotes”: Guambo, Badillo y Moreno justificaron su absurdo fallo diciendo que “el procesado realizó más de una docena de disparos en contra de los occisos, sin emplear el uso progresivo de la fuerza ni los principios de proporcionalidad y necesidad, lo que vulnera el derecho a la vida.

¡Ridícula, absurda, incomprensible, insólita, demencial, hay muchos calificativos para esta sentencia dictada por los 3 “cochinotes” en contra del agente Santiago Olmedo de 3 años y 4 meses de prisión más $ 10.000 por cada delincuente muerto y $ 4.250 de multa, ¿Qué debió hacer el agente del orden?, decirle a los pobres “angelitos” “por favor señores delincuentes no asalten ni maten al joven que están amenazando con sus armas y entréguense a la policía” ¡ya estamos hartos de la inseguridad que estamos viviendo y que es solapada por fiscales y jueces que de justicia no tienen ni la menor idea.

En el antro reposa desde hace mucho tiempo un proyecto de Ley que trata sobre el uso progresivo de la fuerza para combatir a la delincuencia, y qué han hecho los padrastros y madrastras de la Patria ¡nada!, porque es más importante aconsejar a sus colegas que roben bien o defender los de las acusaciones de cobros y palanqueos de cargos públicos.El señor Lasso el martes 25 de enero envió al antro un proyecto de Ley para que se apruebe el uso progresivo de la fuerza y se proteja la integridad del agente del orden, esperemos que los buenos para nada den trámite urgente a esta ley y podamos los ecuatorianos vivir con un poco más de tranquilidad.

La justicia en nuestro país está totalmente desprestigiada y seguirá cometiendo atrocidades como la de la sentencia de Santiago Olmedo, si no se cambia y modifica la narco Constitución vigente seguirán los fiscales equivocándose, la Fiscalía General justifica el accionar del fiscal Parco diciendo que “la Constitución y la Ley penal sancionan cualquier atentado o violación al derecho a la vida”.

Los delincuentes no tienen derecho a la vida, estos mamarrachos salen a robar armados y dispuestos a matar a sus víctimas que son personas inocentes, no tienen esas basuras derechos y deben ser eliminados así las cárceles quedarán vacías y los ecuatorianos viviremos en paz. Señor Lasso se necesitan fuentes de trabajo.