Economía

Los 10 mejores países del mundo para hacer negocios (y cuál lidera el ránking en América Latina)

El ránking de los mejores lugares del mundo para hacer negocios elaborado por el centro de análisis Economist Intelligence Unit (EIU) trae cambios para Argentina, que ingresa en una nueva categoría, y Chile, que registró una importante caída.

La lista global del EIU recoge los países que ofrecen las condiciones más favorables para que los grandes inversores decidan mover sus capitales a esos territorios.

Entre esas condiciones están la estabilidad macroeconómica, la situación política, las oportunidades de mercado, las restricciones comerciales o el sistema impositivo.

“Hacemos una proyección de lo que puede ocurrir dentro de los próximos cinco años”, dice Nicolás Saldías, economista senior del EIU para América Latina en diálogo con BBC Mundo.

Para eso estudian 91 indicadores divididos en 11 categorías que les ayudan a elaborar una radiografía futura de los 82 países que aparecen el el listado.

“Analizamos asuntos como el riesgo de inestabilidad política y los posibles cambios que eso puede provocar en el entorno de negocios”, explica.

Así, según el EIU, Singapur, Dinamarca y Estados Unidos serán los países con el mejor entorno para atraer capitales en los próximos años, seguidos por Alemania y Suiza.

Canadá, Suecia, Nueva Zelanda, Hong Kong y Finlandia completan el Top 10.

El éxito de Singapur

¿Por qué encabeza la lista Singapur? El pequeño país del sudeste asiático, con menos de seis millones de habitantes, continúa siendo el paraíso para los grandes inversores por razones como su alto nivel de apertura comercial, actualización tecnológica, estabilidad política y bajos niveles de corrupción.

El país ha promovido intensamente la inversión extranjera directa, reduciendo impuestos y eliminando barreras comerciales, especialmente en las áreas de tecnología, manufactura y servicios financieros.

Además de ofrecer incentivos a las empresas establecidas en el país, ha invertido en la construcción de puertos, aeropuertos, carreteras y redes de transporte público para fomentar la actividad comercial.

Convertido en un centro de transporte marítimo, Singapur tiene una mano de obra altamente calificada que actúa como un imán para los grandes capitales.

Argentina, un entorno en transformación

Junto a la lista de los mejores lugares del mundo para invertir existe otra, que incluye a los países que, independiente de su posición en el ránking, tienen más posibilidades de favorecer las inversiones privadas en los próximos años.

El primer lugar de la lista lo ocupa Grecia (en la posición 34 en el ránking global), seguido por Argentina (54), India (51), Angola (78) y Catar (26).

La llegada del derechista Javier Milei a la presidencia de Argentina ha hecho que este país se haya convertido en el segundo después de Grecia con mayores posibilidades de favorecer las inversiones privadas en los próximos cinco años.

“Pensamos que el gobierno va a deshacer muchas de las políticas intervencionistas que eran desfavorables para hacer negocios”, explica Saldías.

Eso incluye liberalizar el comercio, levantar el control de divisas y estimular la inversión extranjera, especialmente en el sector minero y energético.

Otro asunto importante tomado en cuenta por el EIU es que el gobierno de Milei también se está deshaciendo del control de precios, un elemento clave en el cambio de rumbo de la economía del país sudamericano.

Con todo, el gobierno de Argentina está recién comenzando a implementar esas reformas y ha encontrado dificultades en el Congreso y con los sindicatos.

“Le queda mucho por mejorar”, dice el economista.

Otro país que ha mejorado su desempeño en el ránking es República Dominicana.

Considerado como uno de los países políticamente más estables de Latinoamérica, según Saldías tiene por delante una senda de crecimiento económico constante.

Las oportunidades para entrar en el mercado dominicano son limitadas porque se trata de una economía pequeña, agrega el especialista, pero “están creciendo consistentemente”.

Fuerte caída de Chile en el ránking

Chile continúa siendo el páis de América Latina que aparece en una mejor posición en el ránking del EIU.

Sin embargo, registró una importante caída de ocho puestos en la lista global, desde el 22 hasta el 30.

“El actual gobierno de Gabriel Boric ha promovido políticas que no son favorables a los negocios”, dice Saldías.

Cita como ejemplo el caso del litio, dado que el gobierno estableció una política que obliga a las empresas que quieren invertir en el sector a asociarse con el Estado.“Eso desincentiva la inversión”, apunta.

Otras medidas que le han hecho bajar en el ránking del EIU es que el gobierno ha impulsado leyes laborales consideradas “más restrictivas”, que incluyen aspectos como el aumento del salario mínimo o la disminución de las horas de trabajo.

Las restricciones para los inversores extranjeros también han ocurrido en el sector minero, dice el economista.

En lo político, sostiene Saldías, Chile se ha vuelto un país cada vez más polarizado, generando una mayor inestabilidad. Y el otro elemento que influye en las perspectivas para la inversión en Chile es que el país enfrenta un desafío de seguridad debido al aumento en las tasas de criminalidad.

“Hay secuestros, hay grupos del crimen organizado que están desafiando la percepción de seguridad del país”, señala el economista.

Pese a esos problemas que afectan al país, Chile fue muy bien evaluado por el EIU en categorías como los impuestos, el nivel de competencia, desarrollo del mercado financiero o la infraestructura.

Entre otras fortalezas que destaca el investigador está la independencia del Banco Central, la fortaleza de las instituciones, el funcionamiento del poder judicial, los bajos niveles de corrupción y las políticas orientadas a la estabilidad macroeconómica, más allá del gobierno de turno.

El otro factor que influye en la evaluación del país es que tiene un régimen de inversión muy claro.

Y un elemento nuevo en el análisis del EIU es que, pese al envejecimiento de la población chilena, los altos niveles de migración extranjera al país están aportando una fuerza laboral más joven y con distintos niveles educacionales.

El segundo país de América Latina que aparece en el ránking del EIU es México (en el puesto 45 a nivel global) y el tercero es Costa Rica (en el 47).

El último lugar de la lista en América Latina -y en todo el mundo- lo ocupa Venezuela.

Por:  Ecuador en Vivo