Deportes

Lolo Faravelli: «Me pasaba noches enteras escuchando conferencias de Bielsa»

El volante de Independiente del Valle volvió a mostrar su admiración por el Loco. «Lo veo como un superhéroe», aseguró.

Rosarino. Hincha de Newell’s. Fanático de Bielsa. Esa podría ser la bio de cualquier red social de Lorenzo Faravelli. A la espera de la final de la LigaPro 2023, el talentoso volante de Independiente del Valle volvió a dejar en claro su pasión por el Loco, a quien admira desde que era un niño que jugaba en las Inferiores de La Lepra.

El mediocampista comparte la idolatría con el actual entrenador Martín Anselmi, quien le contó a Olé Ecuador que llegó a vender una moto para ir a ver a Bielsa. Como el DT, Lolo también lleva su pasión al límite: solía desvelarse escuchando al entrenador que tanto admira.

«Me considero un admirador y fanático de Bielsa. Mi mujer en un momento se reía porque me decía que siempre hacía lo mismo. Me pasaba noches enteras escuchando conferencias de prensa de Bielsa. Me gusta escucharlo hablar, su manera de ser. Trasciende el fútbol, me perece. En cada lugar deja un legado, que va más allá de ganar. El sigue firme con sus ideales», dijo Faravelli en una entrevista con La Croqueta (Fox Sports).

Y agregó: «Soy hincha de Newell’s, me crié con Bielsa como máximo ídolo. Para mí es el número 1... A Loco lo veo como un superhéroe, es una de las personas que más me hicieron disfrutar del fútbol y siempre sigo a sus equipos».

Lolo Faravelli, volante de IDV.
Lolo Faravelli, volante de IDV.

Lorenzo Faravelli: «Siempre pienso en el retiro»

Aunque apenas tiene 30 años y está en uno de los mejores momentos de su carrera, Lorenzo Faravelli reconoció que casi a diario piensa en el retiro. Sin embargo, para no alarmar a los hinchas de Independiente del Valle también dijo que aún el fútbol lo apasiona y que cada año renueva sus ganas de seguir jugando…

«Me pasa todos los días pensar en el retiro. Tal vez cuando tenía 17 o 18 pensé que no era para mí, a los 20 cuando volví a Newell’s tampoco me encontraba. En Gimnasia al principio no me tocó jugar mucho con Troglio, pero se dieron un par de hechos fortuitos que fueron poniéndome en el lugar indicado y no salí más. Pero en los seis meses sin jugar llamé a mi representante para irme a mi casa. No quería jugar más a los 22 años…», aseguró.

«Hoy me lo planteo por el tema de estar lejos de Rosario. Extraño todos los días, me fui hace 12 años… Mis hijos se están criando lejos de sus abuelos, sus tíos. Es un tema familiar. Al final siempre decidimos hacer un esfuerzo más, el fútbol me apasiona pese a esos momentos malos. Aún lo disfruto, pero es una constante preguntarme ¿hasta cuándo voy a jugar?», añadió.

Fuente:  www.ole.com.ar