Ciencia

Logo del sitio Logo del sitio ACTUALIDAD DISPOSITIVOS EMPRENDIMIENTO FABRICANTES EMPRESAS Tecnología de la NASA en la Tierra: calentadores, ropa deportiva, cultivos o cerveza

Los trabajos de la NASA tienen una segunda vida en la Tierra. El informe anual Spinoff de la NASA destaca las tecnologías que se aprovechan en el planeta.

A lo largo del año, los científicos e ingenieros de la NASA inventan una media de alrededor de 1700 dispositivos y unas 5500 piezas de software y no todas ellas se comercializan.

El T2 nace en 1976 por parte de la agencia espacial para agilizar la presentación de sus ofertas de patentes al público.

Recientemente, ha sido publicado el informe anual Spinoff de la NASA en el que se destacan las novedades y ‘éxitos’ de lo que se ha hecho durante el año.

El informe de este año habla de 46 empresas que el año pasado adaptaron las tecnologías de la NASA. También incluye artículos sobre el impacto de la NASA en varias industrias.

Algunas de estas tecnologías

Uno de estos artículos habla de la primera granja vertical, impulsora de la agricultura en interiores o de los árboles inoculados con bacterias que pueden limpiar la contaminación.

Conocemos el RoboGlove (similar a Iron Man). Se trata de un guante robótico desarrollado por General Motors que ofrece los movimientos de las manos de apoyo y fuerza adicionales. Muy parecido a una versión manual de un exoesqueleto.

La unión de Outlast Technologies con Walero hizo posible convertir la tecnología de los trajes espaciales en ropa deportiva que se utilizaría para regular la temperatura de los pilotos de carreras profesionales.

Lunar Outpost está adaptando un sensor que, inicialmente, había sido desarrollado para detectar los niveles de polvo lunar y que, ahora se utilizaría para medir la contaminación del aire.

Por otro lado, el material desarrollado para el aislamiento criogénico en el espacio se ha incorporado a equipos para exteriores para mantener calientes a las personas (y a las baterías).

Un sistema para cultivar plantas en el espacio ahora ayuda a mejorar la calidad del aire interior y reduce la propagación de virus en el aire, como el coronavirus.

La tecnología para aprovechar el dióxido de carbono para otros usos en Marte se ha reutilizado tanto para el control de emisiones como para la carbonatación de la cerveza.

Mitos

Además de éxitos, este informe también habla del ‘mito’ sobre la fallida pluma espacial de la NASA que los rusos superaron usando lápices

Tanto astronautas como cosmonautas han utilizado el Fisher Space Pen presurizado para escribir en microgravedad desde los años 60, y el año pasado lo incluyeron en el Salón de la Fama de la Tecnología Espacial.

“No usan un lápiz, porque puedes romper la mina y flota”, ha subrayado Lockney.

En busca de beneficiarios de sus inventos

La NASA busca empresas en todo el mundo que podrían beneficiarse de sus inventos, después de que todas ellas se sometan a un riguroso proceso de solicitud.

“Si vamos a permitirle usar una de nuestras patentes, debe demostrar perspicacia técnica y comercial, y tener los recursos para llevar la tecnología al mercado”, matiza Lockney sobre las empresas.

Además, el software de la NASA es gratuito y no requiere un proceso de solicitud. Pero las tarifas de licencia para dispositivos patentados oscilan entre 5.000 y 10.000 dólares.

La mayor parte de este dinero regresa al inventor del dispositivo o software. “Las tarifas no se aplican a las empresas emergentes ni a los estudiantes universitarios. Estamos tratando de hacer que consideren usar la investigación y desarrollo de la NASA como una joya para su negocio”, ha detallado Lockney.

Búsqueda y rescate

No solo se comercializa con patentes, la NASA también ha trabajado con sus dispositivos en la revisión del equipo de protección contra incendios hasta la reutilización de la tecnología de radar de detección remota para detectar pequeños movimientos de supervivientes enterrados.

Cuando ocurren grandes desastres “a veces recibimos una llamada del departamento de estado, preguntando si tenemos algo que les pueda ayudar”, ha explicado Lockney.

Cuando 33 mineros chilenos quedaron atrapados bajo tierra en 2010, la NASA no solo envió ingenieros, que ayudaron a diseñar un trineo de rescate, sino también psicólogos especializados en confinamiento y reingreso para ayudar a mitigar el pánico y preparar a los mineros para que no emergieran ante un asalto de cámaras.

Poco después de que la pandemia cerrara el mundo hace dos años, un puñado de ingenieros del Jet Propulsion Laboratory crearon un ventilador simplificado que no dependía de la cadena de suministro tradicional de piezas. Después de obtener la autorización de emergencia de la FDA, lo autorizó de forma gratuita a 40 empresas de todo el mundo.

Futuro

Una sección de Spinoffs of Tomorrow destaca 20 tecnologías de la NASA listas para su comercialización.

Incluyen un sistema de verificación de identidad biométrica para desbloquear teléfonos y computadoras utilizando los latidos del corazón, un dispositivo de película delgada de nanomaterial que convierte el dióxido de carbono en combustible y aluminio autorreparable que puede reparar grietas y revertir daños en estructuras, como aviones, tanques y líneas de combustible.

Lockney también ha señalado otras tecnologías en desarrollo, como el cultivo de sangre, tejidos y cultivos celulares en microgravedad para experimentos farmacéuticos.

Dadas las ambiciones de la agencia para misiones espaciales tripuladas a largo plazo, Lockney especula sobre futuros avances en tecnología médica y telemedicina, junto con nuevos materiales y técnicas de fabricación en microgravedad, y métodos para limpiar el aire y el agua. “Vamos a tener que reciclar eso en el espacio, y tenemos que hacerlo aquí en la Tierra”, ha dicho.

“La parte divertida es que no sé qué vamos a necesitar a continuación o con qué problema nos vamos a encontrar, quién lo va a usar o cómo. Y esa es la parte que encuentro más fascinante”, ha concluido Lockney.

 

Tomado de 20 Minutos