Ciencia

Lo que quizás no sabías del sueño

Experimentos con ratas han mostrado que privarlas de sueño las mata en cuestión de dos semanas.

ESTADOS UNIDOS. El insomnio puede reducir la estatura y aumentar el peso. El suministro de la hormona humana del crecimiento es regulado por nuestros patrones de sueño, así que los trastornos reducen el crecimiento.

Además, el sueño es clave en la regulación neuroendocrina que, entre otras cosas, controla el apetito, de manera que no dormir puede engordar.

El riesgo de sufrir de presión sanguínea alta, derrames y enfermedades cardíacas aumenta severamente si rutinariamente uno no duerme suficiente, mientras que la diabetes y la obesidad están siendo vinculadas cada vez más a los problemas con el sueño.

El Centro Nacional de Trastornos del Sueño de Estados Unidos estima que 70 millones de la población de ese país tienen problemas para dormir, y que la pérdida de productividad debido a ello le cuesta a la economía estadounidense unos US$100.000 millones al año.

Los durmientes sanos normales se despiertan entre 15 y 35 veces cada noche.

En el Hospital Epworth de Melbourne, Australia, en 1991, crearon la escala de somnolencia Epworth para ayudarles a los doctores a diagnosticar los trastornos del sueño.

Los sujetos estiman la probabilidad de quedarse dormidos (en una escala de 0 a 3) en ocho situaciones distintas durante el día, y luego se suman los puntajes.

0-6 indica que uno duerme lo suficiente, 7-8 es promedio, mientras que cualquier resultado mayor de 9 implica que debes acudir a un especialista lo más pronto posible.

El problema de la falta de sueño se agudiza como consecuencia de los cambios tecnológicos y en el mundo del trabajo que hacen que muchas personas trabajen hasta altas horas de la noche o en horarios rotativos.

(Internet/ La Nación)