Opinión

LO MISMO

POR: DR. ERNESTO VERNAZA TRUJILLO

A raíz que Hugo Chávez entró al poder y transformó un país próspero en narco estado progresista, se dice que los generales de las fuerzas armadas son pillos, porque los escogen entre los coroneles.

En el mismo sentido, no se puede escoger funcionarios correístas porque son pillos.

Aún no tenemos un mes del nuevo gobierno y existen muchas quejas respecto a varios nombramientos claves dentro de la organización del estado, se trata de contumaces correístas que robaron o dejaron robar.

Escuché al gobernador de Loja mencionar que la razón de nombrar estos cromos difíciles, es que el presidente ha exigido resultados concretos dentro de los próximos 120 días a los nuevos ministros y para este propósito se debe contar con elementos que pertenecieron a los 14 años de corrupción, así hayan hecho campaña por Arauz y servido a la ‘robolución’ ciudadana.

Y así como el asambleísta Eduardo Jiménez nos adelantó en primicia por redes sociales, respecto al pacto de la ignominia entre CREO el PSC y Correa, ahora el gobernador de Loja nos advierte y justifica que se estén entregando puestos, designaciones y nombramientos a personas de otras tiendas políticas a fin de conseguir votos en la asamblea, todo por un fin que es otorgar la gobernabilidad necesaria al presidente.

Otra bobería digna de mencionarse es el texto del decreto 68 de fecha 9 de junio de 2021 Está supuestamente dedicado a simplificar los trámites para facilitar el comercio.

En este documento se menciona una serie interminable de entes reguladores del estado que han entorpecido hasta la saciedad el comercio, dedicados a poner zancadillas, papeleos y trámites de toda clase Arcsa, Acess, Agrocalidad, Inem, Comex, Vue, Senae, son organismos burocráticos citados en el decreto, tienen actualmente decenas de funcionarios que han estado dedicados a entorpecer a la empresa privada, creados para estorbar el libre flujo de la oferta y la demanda.

Inexplicablemente Guillermo en vez de acabar o suprimir la liberalidad de los funcionarios públicos en estos organismos, simplificar sus trámites, quitarles importancia, eliminar su discrecionalidad, crea un nuevo ente que se llama COMITÉ DE REACTIVACIÓN al puro estilo de Correa y de Lenin, quienes para supuestamente arreglar un problema lo hacían creando un comité que solo servía para agravarlo.

Pareciera que no hubiese otra forma de gobernar que no sea con funcionarios reciclados, ni otra manera de agilizar el estado que creando más burocracia.

No es de extrañarse que en los próximos días se formen comités para la eliminación gradual del Impuesto a la Salida de Divisas, y otros comités para cumplir la eliminación de ciertos impuestos ofrecidos en campaña.

La capacidad de administrar se le está resbalando del instrumento. Con razón se dice que si dios no hubiese querido crear el mundo formaba un comité para el efecto y que una jirafa fue el resultado de mandar a diseñar un caballo a un comité.