Actualidad

«Lo de mi hija no fue una muerte natural», dice padre de la subteniente Aidita Ati, hallada muerta en un cuartel

La familia de la subteniente Pamela Ati pide que se aclaren los hechos que rodean su muerte. La Fiscalía investiga el caso como presunto femicidio.

Gritos de «¡justicia!» se escucharon durante el velorio y el sepelio de la subteniente del Ejército Ecuatoriano, Aidita Pamela Ati, quien fue encontrada muerta en el Fuerte Militar Napo, el 29 de junio de 2024.

Según los resultados de la primera autopsia, la subteniente murió debido a asfixia por estrangulamiento. El velorio de la joven militar se realizó este lunes 1 de julio de 2024 en el sur de Quito, cerca de su vivienda.

El féretro, escoltado por miembros de las Fuerzas Armadas, fue llevado hasta la casa comunal Santo Tomás. En ese lugar se congregaron familiares y allegados de la subteniente Ati, quien llevaba dos años en el servicio militar.

Piden aclarar los hechos

El comandante general de las Fuerzas Armadas, Fernando Adatty, también acudió al velorio. Los familiares aprovecharon su presencia para pedir que se esclarezcan los hechos. Mientras que el padre de la joven, Luis Ati, quien es militar en servicio pasivo, pidió que se investiguen supuestas irregularidades en torno a la muerte de la subteniente.

Aseguró que primero le habían informado que su hija murió «ahogada por licor». Y luego añadió: «Mentira. Fue ultrajada, fue asesinada y presuntamente violada».

Lleno de dolor por la pérdida de su hija, expresó: «En dónde estamos, con qué militares estamos hablando, quiénes nos están defendiendo, si ellos están matando a nuestras hijas», en un reporte del canal Ecuavisa.

Tras el velorio, el cuerpo de Aidita Ati fue trasladado al cementerio de Santa Rosa, en donde se cumplió el sepelio. La Fiscalía procesó a cuatro militares por el presunto femicidio de la subteniente. La jueza del caso les dictó medidas alternativas a la prisión preventiva.

Postura de la familia

En medio del dolor, la familia de Ati sostuvo este 1 de julio que a Aidita fue asesinada. Versión que difiere de la del Ejército, que inicialmente dijo que fue una muerte por «asfixia producida por una obstrucción de vía aérea mientras dormía».

Su padre, señaló que lo de su hija en el Fuerte Militar Napo «no se trató de una muerte natural», como se trató de posicionar al inicio.

«La ahorcaron, la mataron, y le ultrajaron, le pegaron y, presuntamente, la violaron» Luis Ati, padre de la víctima

Un informe señala además que a su hija la encontraron sin vida a las 6:40 hora, pese a lo cual a él le comunicaron recién a las 9:00.

Este lunes, la Justicia ecuatoriana ordenó medidas alternativas a la prisión preventiva para cuatro militares investigados por la muerte de la soldado, revelada el pasado fin de semana. Inicialmente, se retuvo a 18 personas pertenecientes a la institución castrense para investigaciones, pero se ha procesado a cuatro en el marco de investigaciones por presunto feminicidio.

 

Por:  PRMICIAS