Internacional

Lluvias llegan a región productora de café y azúcar en Brasil

Las regiones productoras de café y caña de azúcar del sureste de Brasil, golpeadas por una sequía, se mantendrían mayormente sin lluvias durante los próximos 15 días.

SAO PAULO. La principal región productora de café y caña de azúcar de Brasil recibió lluvias dispersas durante el fin de semana, si bien las precipitaciones generalizadas seguían sin llegar a la reseca región del sudeste, dijeron meteorólogos.

Se esperan más lluvias ligeras pero aisladas en algunas fincas de Brasil, el mayor exportador mundial de café y azúcar, y está previsto que las lluvias generalizadas alcancen áreas productoras entre el miércoles y el jueves, según los últimos pronósticos.

El servicio meteorológico Inmet, del Gobierno de Brasil, dijo que las lluvias fueron esporádicas el fin de semana en las resecas áreas cafeteras de Sao Paulo y Minas Gerais, en el sur, que representan la mayoría de la producción de arábigo del país.

Varginha, una seca área productora de café en Minas Gerais, ha recibido sólo 18 milímetros de precipitaciones en noviembre tras recibir 40 milímetros en todo octubre, según datos de Inmet.

En tanto, las fincas cafeteras en la localidad de Passos, a 200 kilómetros de Varginha, han recibido 60 milímetros de lluvias en lo que va de noviembre respecto a 65 milímetros en octubre.

Meteorólogos estimaron que gran parte de la principal área productora de café de Brasil en el sudeste ha recibido suficiente agua en las últimas semanas para alentar un florecimiento generalizado de las plantas.  No obstante, se necesitan lluvias más consistentes y continuas para garantizar que se desarrollen los frutos de café.

Hasta el momento, las áreas productoras no han recibido las lluvias generalizadas por varios días que, según los agrónomos, son necesarias para que la cosecha afectada por una sequía produzca su potencial. Los niveles de humedad de los suelos siguen por debajo del promedio para esta época del año.

La cosecha de café del 2014 fue al menos un 10 por ciento inferior a lo esperado originalmente, debido a una severa sequía en el primer trimestre del año que dañó las plantas en las principales áreas productoras de Sao Paulo y Minas Gerais. (Reuters/La Nación)