Economía

Lluvias en Azuay mejoran caudales del embalse de Mazar, ¿qué pasará con los cortes de luz?

El nivel del embalse de Mazar continúo aumentando tras las intensas lluvias en Azuay, aunque el reservorio está aún lejos de alcanzar su tope máximo.

Las intensas lluvias en Cuenca, registradas la noche del 4 de mayo de 2024, mejoraron los niveles del gigantesco embalse de Mazar, del que depende el sistema hidroeléctrico más grande de Ecuador.

Pero, el reservorio aún está lejos de alcanzar su tope máximo. El agua ingresa al embalse a razón de 154 metros cúbicos con segundo este 5 de mayo de 2024, luego de llegar a mínimo históricos de hasta 13 metros cúbicos por segundo. Pero eso no quiere decir que el embalse superó su crisis. El nivel del reservorio alcanzó los 2.120 metros sobre el nivel del mar.

Este es un nivel mayor frente al mínimo de 2.106 del 17 de abril de 2024, que obligó a paralizar la operación de la central hidroeléctrica Mazar, y luego de las hidroeléctricas Paute-Molino y Sopladora, que significó una reducción del 38% de la oferta de electricidad.

Sin embargo, aún faltan 32,3 metros para llenar el embalse de Mazar, lo que reduciría los riesgos de apagones.

Hay que recordar que la importancia del embalse de Mazar está en proveer de agua al embalse Amaluza, ubicado aguas abajo y que permite la generación de la hidroeléctrica Paute-Molino, la segunda más grande del país, con 1.100 megavatios de potencia.

Además, llenar el embalse de Mazar no es tarea fácil, considerando que es un reservorio que tiene una extensión de 31 kilómetros y una capacidad de almacenamiento de 410 millones de metros cúbicos de agua o 100.000 piscinas olímpicas, lo que hace ver que aún faltan más días de intensas lluvias para lograrlo.

Con ese contexto, el Gobierno deberá decidir si el lunes 6 de mayo de 2024 retoma los cortes de energía eléctrica programados para permitir un llenado más rápido del embalse o los suspende, aunque esto último implicará consumir sus reservas de agua.

El ministro de Energía, Roberto Luque, suspendió los cortes de luz entre el 1 y el 5 de mayo, tras anunciar una ligera recuperación del embalse de Mazar y la decisión de Colombia de vender otra vez electricidad a Ecuador desde el 29 de abril.

De ahí que lo que suceda en adelante, en cuanto a cortes de luz, dependa en gran medida de si Colombia continúa la venta de electricidad de Ecuador. Y es que la situación del sector eléctrico aún es muy vulnerable, debido a que el país enfrenta un déficit en la oferta de electricidad de, al menos, 475 megavatios de potencia o el 11% de la demanda nacional.

Eso significa que cualquier evento, como la salida de operación de alguna de las hidroeléctricas o que Colombia deje de vender electricidad, puede llevar a cortes de luz. Está previsto que el Ministerio de Energía dé una rueda de prensa este 5 de mayo de 2024, a las 16:00.

Fuente: PRIMICIAS