Economía

Llurimagua y Manduriacu proporcionan energía a 2.432 familias

La planta aprovechará las aguas del río Guayllabamba, con un caudal medio anual de 168,9 metros cúbicos por segundo.

IMBABURA. El proyecto Minero Llurimagua, y a la Nueva Central Hidroeléctrica Manduriacu ya han logrado proporcionar a 13 comunas, ubicadas en la parroquia García Moreno, Imbabura, con servicio de energía eléctrica.

Las mismas que son: Vacas Galindo, Guayllabamba, San Antonio de Manduriacu, Brillasol, El Churro, El Corazón, Guamaní, La Delicia, Rosa de Íntag, San Francisco, Santa Rosa de Guayllabamba, San Rosa de Naranjal y Taobuche.

Manduriacu, según la Secretaría de Comunicación, está conformada por una presa a gravedad construida de hormigón, cinco vertederos de excesos, dos desagües de fondo, dos tomas planas de captación ubicadas en el cuerpo de la presa al margen derecho del río y dos tuberías de presión de cinco metros de diámetro.

Los otros siete proyectos hidroeléctricos que en la actualidad construye el régimen son: Coca Codo Sinclair, Minas San Francisco, Delsitanisagua, Mazar Dudas, Toachi-Pilatón, Quijos y Sopladora.

Las obras, construidas por la Empresa Pública Ecuador Estratégico (EEEP), como parte del programa de Inversión Social del proyecto Hidroeléctrico Manduriacu, fueron inauguradas el viernes 5 de junio por el gerente de la EEEP, Pablo Ortíz Hidalgo.

Este sistema eléctrico, que fue implementado y está en funcionamiento desde diciembre de 2014, permite a los habitantes del sector acceder a nuevas formas de vida que habían sido postergadas debido a la mala gestión de gobiernos pasados. Los moradores de estas comunidades cuentan con este servicio y pueden disponer de las comodidades que los aparatos eléctricos básicos otorgan, para mejorar la calidad de vida, la educación y la productividad.

“Los proyectos del Gobierno Nacional no solo son obras, son futuro. En Imbabura estamos invirtiendo $16.9 millones en 24 proyectos de desarrollo que van a mejorar considerablemente sus condiciones de vida”, precisó Pablo Ortiz.

Los proyectos estratégicos Llurimagua, de aprovechamiento responsable de la minería, que está a cargo de la Empresa Nacional Minera –ENAMI, y Manduriacu hacen posible la ejecución de proyectos de desarrollo social que transforman la vida de miles de habitantes de estas trece comunidades de la provincia de Imbabura.

Los vecinos expresaron su satisfacción por el nuevo servicio. “El Gobierno Nacional cumplió con nuestro sueño de contar con luz eléctrica en nuestras casitas”, destacó Jorge Paguay, dirigente de la Comunidad Santa Rosa de Guayllabamba, durante su intervención, quien además invitó a sus vecinos a apoyar la gestión que realiza esta empresa pública en el sector.

De su parte, Shisela Morales, presidenta de la Junta Parroquial de García Moreno, agradeció al Gobierno Nacional por su voluntad política de atender a los sectores más necesitados del país.

Alrededor de 9.700 personas se benefician directamente de este proyecto, considerado clave para las comunidades que carecían del servicio de energía eléctrica. Ahora, 2.432 familias ya cuentan con estos servicios básicos. (DO/Ministerio Coordinador)