Actualidad

Llori busca argumentos para su defensa

La Comisión pluripartidista ad hoc no tiene avances en la investigación a la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori (PK), a dos semanas de que fue conformada por el Pleno del Legislativo.

Ni Esteban Torres, asambleísta socialcristiano que la denunció por supuesto incumplimiento de funciones ni Llori presentaron pruebas de cargo y descargo hasta la mañana de este jueves 12 de mayo de 2022.

El presidente de la Comisión, Pedro Zapata (PSC), advirtió que las dos partes tienen de plazo hasta la medianoche del sábado 15 de mayo de 2022 para hacerlo. “Muchas veces se espera las últimas horas”, dijo.

Llori mantiene consultas con sus abogados para decidir si finalmente acude a esta instancia. Si no se presenta, Zapata advirtió que la presidenta de la Asamblea será juzgada en rebeldía.

Según el cronograma, la mesa prevé sesionar este domingo para calificar las pruebas. La audiencia pública está agendada para el 20 de mayo de 2022. El proceso se basa en la denuncia que fue calificada por el Consejo de Administración de la Legislatura (CAL) el 11 de abril de 2022.

Zapata señaló que la comisión puede operar con “tranquilidad”, después de que una jueza rechazó la acción de protección con la que Llori pretendía que se anule el proceso emprendido en su contra .

Nueva denuncia
Las bancadas del correísmo, PSC y legisladores disidentes de Pachakutik y la Izquierda Democrática (ID) buscan que Llori sea removida de la Presidencia de la Asamblea. Asimismo, también buscan que pierda su curul.

Alas denuncias que presentó el correísmo por supuestos diezmos y tráfico de influencias para que actúe el Comité de Ética, se sumó otra este jueves. Esta vez, de su excoideario de Pachakutik, el asambleísta Bruno Segovia.Según el legislador, Llori tuvo incidencia para que el Ejecutivo realice 23 nombramientos, entre ellos de la Gobernadora de la provincia de Orellana, intendentes de Policía, comisarios, tenientes políticos, directores zonales y distritales.

“Es vox pópuli en la provincia de Orellana que ella tiene el control absoluto ahí. Ella me dijo en su despacho: ‘yo puse hasta el último teniente político’”.

Sin embargo, en una entrevista para EL COMERCIO, Llori acusó a Segovia de pretender forjar pruebas para involucrarla en supuestas gestiones para la designación del gobernador y tenientes políticas en Orellana. “Yo al asambleísta Bruno Segovia no le confío ni un saco de alacranes para estar con secretos con él, en conversaciones porque él dice que yo le he contado que yo he puesto desde la gobernadora hasta el último teniente político, es falso, yo nunca he tenido esos secretos con él”, dijo.

En relación a las denuncias presentadas por el correísmo, la segunda vicepresidenta de la Asamblea, Yeseña Guamaní (ID), advirtió que estas ya no pueden ser calificadas por el CAL; responsabilizó a la oposición legislativa de no haber acudido a las sesiones del organismo para conocer estas causas, en los plazos previstos.

La pugna por el control de la Asamblea se volvió a evidenciar este jueves durante la sesión solemne conmemorativa del Bicentenario de la Batalla de Pichincha.

En su discurso, Llori aseguró que “la institucionalidad de nuestro país está en riesgo”, y sin nombrar a ninguna bancada, afirmó que hay sectores a los que “lo único que les importa es defender la impunidad de los suyos y proteger a sus caudillos”. Segovia y legisladores del correísmo decidieron abandonar el hemiciclo del Legislativo.

 

El Comercio