Ciencia

¿Llegaron los vikingos a América antes que Colón?: el sorprendente descubrimiento que resolvió el misterio milenario

En el verano de 1960, una pareja noruega, el aventurero Helge Ingstad y su esposa, la arqueóloga Anne Stine, navegaron hasta un pequeño y remoto pueblo de pescadores, en el escarpado extremo norte de Terranova en la costa atlántica de Canadá.

«Llegaron y le preguntaron a la gente dónde había ruinas. Una de las personas con las que conversaron fue George Decker, mi abuelo…», le contó a la BBC Loretta Decker, quien trabaja para Parks Canada y vive en ese remoto pueblo de pescadores donde ocurrió todo: L’Anse aux Meadows, o La ensenada de las medusas, en español.

«Mi abuelo, que era el representante de la aldea, les mostró lo que había en nuestra pradera. Hay un arroyo, que todavía tiene salmones, y una terraza marina, que es una playa elevada, y está cubierta de yerba. Es un lindo lugar. Y ahí se ve lo que esencialmente son los contornos de casas.

«Durante muchas generaciones se le llamaba ‘el campo indio’ pues la gente de aquí asumía que había sido de los pueblos indígenas.

«Pero cuando los Ingstad lo vieron les recordó mucho a lo que habían visto en Groenlandia».

BBC