Internacional

Llamado a «nuevo pacto fundacional» de Milei implica desafíos de alianzas y respaldo social, dice economista

 

«El presidente está mostrando una agenda de búsqueda de nuevos consensos alrededor de cambios estructurales; es decir, no solamente está en discusión, tal vez como en Gobiernos anteriores, la estabilización económica, la reducción de la inflación o el déficit fiscal, sino modificar cuestiones de la estructura económica del país»

 

«No está buscando hacer más eficiente el estado sino un estado más chico. Entonces una vez que comprendemos esto también entendemos la dificultad que va a tener el presidente con otros segmentos para poder encontrar alianzas»

 

«Si Milei consigue que la actividad económica se recupere y la sociedad empiece a ver los frutos de lo que él dice que va a hacer, el desarrollo económico, posiblemente pueda hacerle frente al resto de los partidos políticos, sindicatos y todos aquellos que quieran bloquear estas reformas con un apoyo social que lo ayude a avanzar en las reformas. Si la economía no se recupera y además está en minorías parlamentarias, esto va a ser realmente difícil. Creo que la condición necesaria para que el Gobierno tenga apoyo es que haya una recuperación económica y una baja sustancial de la inflación en los próximos meses».

 

El llamado reciente del presidente de Argentina, Javier Milei, a establecer un «nuevo pacto fundacional» en el país sudamericano marca un giro significativo hacia la implementación de reformas estructurales, que tendrá serios desafíos en términos de forjar alianzas políticas y respaldo social para su consecución, opinó hoy el economista argentino Fernando Morra.

 

Morra, quien se desempeña como director de análisis macroeconómico en el centro de investigación «Suramericana Visión», reflexionó sobre los diez lineamientos de este «pacto fundacional», en su mayoría de naturaleza económica, presentados por el mandatario durante la apertura del 142° período de sesiones ordinarias del Congreso.

 

«El presidente está mostrando una agenda de búsqueda de nuevos consensos alrededor de cambios estructurales; es decir, no solamente está en discusión, tal vez como en Gobiernos anteriores, la estabilización económica, la reducción de la inflación o el déficit fiscal, sino modificar cuestiones de la estructura económica del país», expresó Morra.

 

En el análisis de Morra, la propuesta de reformas estructurales y el avance en la materialización de estas medidas generará debates y tensiones a nivel político y social, destacando especialmente las modificaciones que Milei plantea hacer sobre el mercado laboral y el sistema previsional, así como sobre la coparticipación federal de impuestos.

 

«No está buscando hacer más eficiente el estado sino un estado más chico. Entonces una vez que comprendemos esto también entendemos la dificultad que va a tener el presidente con otros segmentos para poder encontrar alianzas», señaló el también exsecretario de Política Económica del Ministerio de Economía (2019-2022).

 

Respecto al sistema previsional, agregó que «Argentina es un país que tiene prácticamente 40 por ciento de la población (laboral) no registrada, que trabaja pero no aporta al sistema previsional», una situación que, indicó, aumentó mucho a principios de los 70 «cuando precisamente el Estado se retira de la regulación y de las políticas de desarrollo productivo».

 

«Si Milei consigue que la actividad económica se recupere y la sociedad empiece a ver los frutos de lo que él dice que va a hacer, el desarrollo económico, posiblemente pueda hacerle frente al resto de los partidos políticos, sindicatos y todos aquellos que quieran bloquear estas reformas con un apoyo social que lo ayude a avanzar en las reformas. Si la economía no se recupera y además está en minorías parlamentarias, esto va a ser realmente difícil. Creo que la condición necesaria para que el Gobierno tenga apoyo es que haya una recuperación económica y una baja sustancial de la inflación en los próximos meses», consideró el economista.

 

Según Morra, este punto representaría también un serio desafío dado que los distritos tienen la responsabilidad de proveer servicios esenciales como salud, educación y seguridad, a pesar de la reticencia del Gobierno nacional a transferir los recursos necesarios.

 

Con información de la oficina en Buenos Aires, Argentina. Noticias Xinhua.