Deportes

Lissette Antes rumbo al sueño olímpico

El mundial que está programado para septiembre en Las Vegas (Estados Unidos). Allí espera subirse al podio y obtener el cupo para los Juegos Olímpicos del 2016 en Brasil.

TORONTO. Ningún tipo de lesión iba a impedir que Lissette Antes cumpla su promesa. La ecuatoriana se llevó la medalla de bronce en lucha estilo libre 58 kilogramos durante los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

La deportista de 24 años obtuvo el tercer lugar tras superar a la colombiana Sandra Roa por un contundente 12-1. Previamente cayó en cuartos de final con la cubana Yakelin Stornell.

“Contenta, aunque mi meta era coger medalla de oro pero estoy contenta porque sé que es un buen resultado igual. Por un error mío perdí la medalla y sé que Dios tiene algo mejor para mí”, aseguró.

Antes asegura que su error fue una desconcentración con el tiempo y la presión de igualar el bronce de la edición anterior de Guadalajara 2011.

“Me desconcentré, me dicen que faltaban 18 segundos y no vi el tiempo, no sé qué me pasó. Tal vez por la presión de mí misma, ya sabía también cómo luchaba la cubana. Sé que podía estar peleando la medalla de oro si no era por ese error”, afirmó.

Una vez cumplida esta misión, la luchadora fijará sus entrenamientos de cara al Campeonato Mundial, clasificatorio a Juegos Olímpicos. “Voy a recuperarme y entrenar para ir a luchar la clasificación”, señaló.

Esa recuperación se debe a las consecuencias que sufre por dos hernias discales, una enfermedad que incluso llegó a arriesgar su participación en Canadá. Lissette tiene un diagnóstico que le permitirá seguir en esta disciplina hasta el próximo año.

Lo que la mantiene en pie es su sueño olímpico e incluso lucha con un tatuaje de los aros olímpicos en su pierna derecha para recordarse lo que es capaz de hacer como lo demostró en Londres 2012.

“Me dijeron que yo podía hacer lucha hasta el año que viene, estando en la lucha estoy arriesgándome a que mis hernias crezcan. Voy a entrenar fuerte para ir a buscar como sea una medalla en los Juegos Olímpicos, es mi sueño, de cualquier color”, indicó.

Otras ecuatorianas que intervinieron ayer en lucha fueron Luisa Valverde y Angélica Bustos, quienes perdieron sus combates por el bronce en 53 y 48 kilogramos, respectivamente.

Ahora su nuevo desafío es el mundial de esta categoría. Ese evento está programado para septiembre en Las Vegas (Estados Unidos). Allí espera subirse al podio y obtener el cupo para los Juegos Olímpicos del 2016 en Brasil. Ella aclara que los seis mejores del Mundial clasificarán a los Olímpicos de Río de Janeiro. “Es un año complicado, pero mi objetivo es seguir superándome”. (Ministerio del Deporte/DO)