Actualidad

Líos legales, deserciones y sin cuadros: las horas más oscuras del Partido Social Cristiano

El Partido Social Cristiano (PSC) no está en sus mejores momentos. El caso Purga y denuncias de corrupción en el municipio de Guayaquil contra coidearios y excoidearios preocupan a la cúpula.

Tras cuernos, palos. El Partido Social Cristiano no terminaba de asimilar el escándalo del caso Purga, que involucra a su exlegislador Pablo Muentes, cuando la Contraloría reveló supuesto nepotismo en la Alcaldía de Guayaquil, en la administración de Cynthia Viteri.

Y en este episodio, los protagonistas también son personajes que llegaron al concejo cantonal cobijados por la bandera socialcristiana, como Egis Elías Caicedo Quiñonez y Mayra Migdonia Montaño Guisamano, conocida como ‘La Bombón’.

Según la Contraloría, familiares de Caicedo y Montaño ocuparon diversos cargos en el municipio durante el periodo de Viteri (2019-2023), gracias a los plenos poderes que la exalcaldesa entregó a Priscila Salcedo Intriago, exdirectora de Talento Humano.

Salcedo también empleó en la alcaldía a cuatro familiares, entre ellos a dos hermanos, asegura la Contraloría. Esta suerte de ‘feria laboral’ en el municipio activó el fuego cruzado entre Viteri y el exalcalde Jaime Nebot, líder del Partido Social Cristiano.

Por un lado, Viteri mencionó que esto de contratar a familiares de concejales del partido no era nuevo en el municipio y citó ejemplos, como el del Efrén Baquerizo, hermano del exedil socialcristiano Leopoldo Baquerizo, quien se desempeñó como director de Vía Pública.

Todo esto durante la administración de Nebot, quien zanjó el asunto en un comunicado, asegurando que el informe de Contraloría no se refería a casos como el de Baquerizo, sino a Caicedo y Montaño, que llegaron en su administración.

Los conflictos del Partido Social Cristiano

Los dolores de cabeza para Jaime Nebot comenzaron, según fuentes del partido, cuando Cynthia Viteri lo reemplazó en la Alcaldía de Guayaquil, pese a que los dos fueron muy cercanos en la militancia del PSC.

Incluso fue el mismo Nebot quien impulsó la candidatura de Viteri, tras 19 años como alcalde de la ciudad, prefiriéndola a ella y no a quien fue su vicealcaldesa, Doménica Tabacchi.

Pablo Muentes, personaje muy cercano a Nebot, tuvo que ver en esa pugna, ya que él apoyaba a Tabacchi y no a Viteri, con quien no se podía ver «ni en pintura». Fue precisamente a Muentes, entre otros, a quien Viteri se refirió cuando dijo, el 4 de mayo de 2023, que en el PSC había personajes de crónica roja «y el tiempo me dio la razón», dijo la exalcaldesa en un video que grabó para explicar su problema con la Contraloría.

Otro factor que separó a Nebot de Viteri fue su decisión de cambiar a funcionarios cercanos al exalcalde por personas de su confianza en puestos clave en la Alcaldía. Por ejemplo, se reemplazó a Patricio Medina Zambrano por Priscila Salcedo Intriago en la dirección de Talento Humano. O a Gloria Gallardo por Ana María Moreira en la extinta Empresa de Turismo.

Desde entonces, Viteri ya había marcado distancia con el partido e incluso alegó que ella ya se había desafiliado del PSC «hace muchos años». En esa vorágine cayeron figuras como Henry Cucalón o Cristina Reyes, quienes también desertaron de la alianza PSC-Madera de Guerrero.

Tras la hecatombe desatada al perder las elecciones seccionales de 2023 con el correísmo en Guayaquil y Guayas, el PSC enfiló sus armas a la Asamblea Nacional, donde en 2021 habían logrado una bancada de 18 asambleístas y una alianza fallida con el movimiento Creo.

En ese grupo estaba Pablo Muentes, quien se principalizó en el Legislativo tras la renuncia de Soledad Diab, que optó por una concejalía en Guayaquil.

Imagen referencial de Pablo Muentes, procesado en el caso Purga, cuando era asambleísta, Quito, 11 de octubre de 2022.

Imagen referencial de Pablo Muentes, procesado en el caso Purga, cuando era asambleísta, Quito, 11 de octubre de 2022. Flickr / Asamblea

Pero sus funciones, caracterizadas por polémicas y supuestos abusos denunciados por sus compañeras de bancada, terminaron con la muerte cruzada decretada por el expresidente Guillermo Lasso, el 17 de mayo de 2023.

Desde esa fecha, el ‘Gordo’ Muentes volvió a sus negocios y continuó frecuentando la casa de su vecino Nebot, en una exclusiva urbanización de la Isla Mocolí, ubicada en la avenida Samborondón.

Hasta que el 4 de marzo de este año estalló el caso Purga y Muentes terminó en la cárcel por delincuencia organizada, tras ser señalado por la relacionista pública de la Corte de Guayaquil, Mayra Salazar, como el operador de la justicia en Guayas. Al PSC no le quedó otra alternativa que tomar distancia de Muentes y dejar que se defendiera solo, aunque el escándalo tuvo otras consecuencias.

Caso Purga incomoda a Topic

Hasta inicios de abril de este año, Nebot estaba seguro de que su carta para las presidenciales era el empresario Jan Topic, a quien elogió en una entrevista televisiva. Sin embargo, el caso Muentes golpeó la imagen socialcristiana.

Por ello, Topic agradeció el respaldo de las bases y del líder del PSC, pero anunció que su prioridad es el proyecto Transforma, con el que se pretende recoger propuestas ciudadanas para un eventual plan de gobierno.

El excandidato presidencial, Jan Topic, en una convención del PSC el 2 de diciembre de 2023.

El excandidato presidencial, Jan Topic, en una convención del PSC el 2 de diciembre de 2023. Cortesía del PSC

A Nebot no le quedó más que aclarar, a día seguido, que Topic es «su primera opción» y que, en consecuencia, no lo han nombrado como el candidato de La 6 y aliados porque, entre otras cosas, respetan el derecho de otros integrantes del partido a optar por la misma dignidad.

Aunque todo parece indicar que Topic será el postulante del PSC para la Presidencia de la República en 2025, cuando termine la pesadilla judicial desatada por Muentes en Guayas.

Más líos en el municipio

Pero los casos de Egis Caicedo y Mayra Montaño no son los únicos problemas para el PSC en el municipio guayaquileño. Cynthia Viteri tiene al menos cuatro investigaciones en la Fiscalía de Guayas por supuesto peculado, delitos contra el agua y adquisición irregular de terrenos.

Cuando el correísta Aquiles Alvarez llegó a la Alcaldía, el 15 de mayo de 2023, inició una investigación sobre la situación municipal que, meses después, desató otra tormenta en el PSC.

El 31 de julio, la Alcaldía detectó una supuesta comercialización ilícita de tablets entregadas a estudiantes y docentes en el periodo de Cynthia Viteri. Este proceso fue liderado por Jorge Acaiturri, quien fue general de la Empresa Pública de Acción Social y Educación (DASE).

La alcaldesa Cynthia Viteri, durante un evento de entrega de tablets, este 23 de diciembre de 2022.

La alcaldesa Cynthia Viteri, durante un evento de entrega de tablets, este 23 de diciembre de 2022. Alcaldía de Guayaquil

Acaiturri, hombre cercano a Viteri, ganó la concejalía de Guayaquil en las elecciones de 2023, a la que renunció en junio para postularse a la Asamblea Nacional, donde actualmente ocupa una curul por el PSC.

El legislador aclaró a PRIMICIAS que «la adquisición de tablets fue la compra más barata de la historia». Y que «el suceso, al que se hace mención en el reportaje, relacionado con la supuesta comercialización ilícita de tablets, ocurrió en julio 2023, un año después de mi salida como gerente general de la DASE, donde permanecí en funciones hasta septiembre de 2022».

La administración de Viteri también enfrenta dos denuncias por peculado en relación con planes habitacionales de la extinta Empresa Pública de Vivienda, en el que Aquiles Alvarez habló hasta de una estafa.

Un escenario nada halagador que Nebot y el PSC tratan de superar, siempre y cuando no aparezca otro «bombón envenenado» que frustre su carrea hacia Carondelet o incluso amenace con liquidarlo.

Fuente:  PRIMICIAS