Economía

Límite de utilidades en telefónicas, no agrada

Según la norma, los excedentes de esas utilidades financiarán las prestaciones solidarias del IESS como es el caso de las amas de casa cuando sean afiliadas a la seguridad social.

GUAYAQUIL. El establecimiento de un tope a las utilidades que reciben los trabajadores de las telefónicas del país es un tema que preocupa a los asalariados de estas empresas. Pues de ser aprobada la reforma al Código del Trabajo y la Ley de Seguridad Social, el monto máximo a recibir estos empleados será de 24 salarios básicos unificados, incluyendo las cargas familiares.

“Esta ley significa que me quiten mis derechos, que me discriminen por trabajar y ganar cierta cantidad que al Estado no le parece adecuada. Es un castigo a quienes somos productivos y contribuimos a la economía, nos están restando importancia”, aseguró Melanie, empleada de la telefónica Movistar, desde hace dos años.

La propuesta de ley, también es calificada de “inconstitucional y regresiva”, en este caso por el representante de los trabajadores de la misma telefónica Juan Carlos Oleas, porque a su criterio afecta los derechos de los trabajadores.

“Serán aproximadamente 16.000 trabajadores los afectados con esta decisión. Y no únicamente los afecta a ellos, sino también a su familia”, aseguró.

Oleas en su intento por argumentar el rechazo a la ley, aseguró haber enviado cartas tanto al presidente de la República, Rafael Correa, como a la presidenta de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores de la Asamblea Nacional, Betty Carrillo, sin respuesta alguna.

Sara Moscoso, una estudiante de Derecho que labora para la telefónica Claro coincide con Oleas al calificar de inconstitucional la norma que se pretende aprobar. “El derecho al trabajo y sus beneficios es fundamental”

Por su parte, el pasado jueves con pancartas en mano y vestidos de negro un grupo de trabajadores de telefónicas marcharon hasta la Asamblea Nacional, ubicada en Quito, para solicitar se estudie la medida, puesto que perjudica directamente a los trabajadores.

Leyendas como “Las utilidades son un derecho no un bono negociable” y “las utilidades son de los trabajadores no del Gobierno”, mostraron los carteles que llevaron los manifestantes al ente legislativo.

En las reformas que plantea el Gobierno para el Código de Trabajo artículo 97, que rige hace más de 70 años, se establece un techo de $ 8.160 para las utilidades que se entregan a los empleados. (VBF/La Nación)