Ciencia

Li-Fi, el Internet que viaja por la luz

Li-Fi es una tecnología inalámbrica que ofrece velocidades de transmisión de datos que llegan a 1 Gbps.

ESTADOS UNIDOS. El grupo de científicos de la Universidad de  Edimburgo encabezado por Harald Haas, junto con los investigadores de las Universidades de Cambridge, Oxford, St. Andrews y Strathclyde, llevan a cabo el proyecto, con un coste 5,8 millones de libras, bajo los auspicios del Consejo de Ingeniería e Investigación Física de Reino Unido.

El Li-Fi se basa en una conexión de luz visible ultra paralela, que puede multiplicar los colores de la luz para generar una conexión de alta amplitud a larga distancia.

Este tipo de Li-Fi podría complementar y, en algunos casos, sustituir a tradicional Wi-Fi basada en ondas de radio, informan los científicos. No obstante, sus creadores subrayan que no tienen la intención de hacer competencia al Wi-Fi.

Aunque a inicialmente esta versión está limitada por las instalaciones actuales de LED (diodos transmisores de luz) iy por el uso de LED como transmisor y detector al mismo tiempo, Haas asegura haber creado una mejor instalación LED que permitirá la transmisión de datos a una velocidad de 5  Gb/s (gigabytes por segundo) manejando sólo 5 milivatios de potencia de salida óptica y fotodiodos de alta amplitud en el receptor.

Con una sencilla lente que prolonge la distancia, será posible transmitir los datos a una distancia de diez metros a una velocidad de 1.1 Gb/s, que pronto podrá aumentar hasta 15 Gb/s, explica Haas.

Paralelamente, otro grupo de investigadores del Instituto Fraunhofer de Microsistemas Fotónicos en Dresde, Alemania, tienen previsto mostrar el Li- Fi ‘puntos calientes’ en la Feria de Muestras Electrónicas en Munich de noviembre.

Frank Deicke, que encabeza el grupo de científicos, asegura que el sistema va a utilizar la luz infrarroja y que irá destinado más a la industria que a los consumidores. Este Li-Fi ha sido elaborados para enlaces ‘de punto a punto’ con una velocidad de hasta 1 Gb/s .

Los científicos esperan que en próximos 25 años las bombillas en cada casa aporten conexión a los teléfonos celulares y esta sea solo una de las funciones de la iluminación.

(Internet/La Nación).