Opinión

Letra muerta

Luis Hidalgo Vernaza

luishidalgov@gye.satnet.net

La crisis económica que afronta el país y que tenderá a agravarse en los próximos años, ha llevado al gobierno a tomar medidas para intentar  palear en algo  esta situación; lamentablemente lo principal que es  la confianza perdida desde hace rato, por ese lado no se ve la menor intención de promoverla.

Entendidos en materia económica vienen dando su aporte con ideas  al gobierno, pero lo que se observa  es que las sugerencias no son del  agrado de las autoridades económicas;  les resulta  difícil reconocer que el modelo basado en el gasto público y en  prescindir  del ahorro, ya no tiene posibilidad de seguir subsistiendo.

La eliminación de ciertos subsidios  como el de los combustible que se utilizan en mayor proporción en la industria y en la aviación, fue según el presidente,  una petición expresa del sector empresarial, afirmación que ha sido desmentida por los voceros de los diferentes gremios que ven con esta medida como los procesos productivos tendrán un incremento en los precios, lo  que a fin de cuentas será pagado  finalmente por los consumidores. Pese a esto la reacción final  es positiva de  parte de los  privados, a fin de colaborar con la crisis.

La Ley para las Alianzas Público- Privadas, en un principio fue vista con buenos ojos. La inversión en áreas donde no había sido factible aportar por la filosofía  del gobierno de la revolución ciudadana, fue  tomado como un cambio, una forma de meter el hombro  ante la crisis económica. La ministra Cely que venía manejando el diálogo para la socialización de esta ley de manera bastante aceptable, fue removida por no comulgar con algunas ideas que se tiene en la política económica – socialista- caduca, que se quiere seguir imponiendo a  futuro.

En el segundo debate de la Ley Orgánica de Incentivos para la Asociación Público- Privado, no se dio paso a las sugerencia que  hizo el sector privado; algo que ya se veía venir;  se buscaba que exista la confianza y la seguridad jurídica para aquellos inversionistas que estén dispuesto a  poner su dinero en: infraestructura portuaria, vial, aeropuertos y vivienda, y en  proyectos hidroeléctricos solo  a futuro, siempre que estos    sean planificados por el gobierno.

Al no darse paso a los aportes que realizó el sector privado, la Ley para las Alianzas Público-Privadas, con seguridad quedará en LETRA MUERTA. Nadie tendrá la seguridad  para invertir.  Las controversia sólo podrá ser solucionada con un arbitraje a nivel  de países de Sudamérica (Unasur).Lo  relativo a  controversias tributarias no son sujeto a arbitraje.  No hay representación privada en el organismo que estudia la factibilidad  o viabilidad de las propuestas. Se concede atribuciones especiales a los Decretos emitidos por el Presidente de la República para facilitar los pasos y trámites de la ley, plasmando una inconstitucionalidad  increíble.

 La ley se incremento en el número de artículos con respecto al proyecto original, , dando  paso a una serie de remisiones de multas e intereses que abarcan a varios sectores;  a manera de ejemplo, a los empleadores morosos del IESS, sin tomar en consideración que aquellos que pagan puntualmente  su obligación tuvieron que hacer esfuerzos para no caer en mora. Los deudores del Banco de Fomento, se verán  beneficiados con la extensión de los plazos para el pago de las multas, etc.

En un claro perjuicio a Guayaquil, se coloca una disposición general donde se mantiene el pago del 2 por mil para la construcción del Hospital Universitario, pago que fue expresamente derogado en el Código Monetario y Financiero, plasmando otra ilegalidad en una ley que rige a nivel nacional, pero con una dedicatoria final a nivel Cantonal.

El gobierno anuncia que tiene en carpeta inversiones por algo más de 3mil millones de dólares en proyectos de diferente índole que se cristalizarán una vez que se apruebe  ley, probablemente serán de origen Chino o de países con los que Ecuador tiene acercamiento últimamente,  también se especula  que es para ciertas personas con influencias, lo que hace pensar que fue con dedicatoria Ya se verá cual es su resultado, pero lo que se vislumbra es: Letra muerta.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.