Opinión

Lavado de manos de unos y otros…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Durante décadas, el Municipio de Guayaquil ha invertido cientos de millones de dólares, en materia de seguridad para la ciudad, en cámaras de vigilancia denominados ojos de águilas, compra de vehículos, motos, sistemas de radio y comunicación, armas, creo la dirección «más seguridad» gastó en asesorías de seguridad, etcétera.

En las administraciones de Nebot, previo al Correísmo, el Burgomaestre dirigía todas las semanas desde el salón de la ciudad, reuniones con todos quienes debían estar involucrados en éste ámbito: policías, militares, bomberos, guardias metropolitanos, y fuimos pioneros en el país, en invertir bajo el sistema de vídeo vigilancia, la observación de las principales arterias y zonas estratégicas implementadas en otras grandes ciudades del mundo, para luego el Gobierno de Correa implementar el sistema Ecu911, a nivel nacional…

La ruptura entre Nebot y Correa sobre materia del control en la seguridad de la ciudad, la introducción de la tabla de consumo de drogas, tema que la Alcaldesa mientras fue legisladora siempre dijo que había que derogarla pero hasta la fecha es solo declaración de campaña, ingreso masivo de migrantes sin pasado o récord policial, carencia de viviendas y necesidades básicas insatisfechas, microtráfico masivo y narcoterrorismo, corrupción en el ámbito judicial y policial, abuso de la prisión preventiva, así como la caducidad de esa misma prisión preventiva, crearon la tormenta perfecta, para generar ese gran problema de inseguridad y auge criminal que nos involucra a todos, y que mañana cualquiera con o sin guardaespaldas, puede ser la próxima víctima…

Pero de la ruptura en esa coordinación que existía entre el gobierno y el municipio, por eso se creó la dirección «más seguridad» lo que más nos perjudicó como ciudad, fue de NO permitir que los policías o guardias metropolitanos utilicen escopetas o repetidoras, es decir armas de fuego, que en camionetas junto a policías y militares recorrían, patrullaban, generaban disuasión en toda la ciudad a los bandidos, que sabían si cometían un asalto, crimen o fechoría, los ojos de águila y la fuerzas de reacción combinadas entre estado y gobierno local, creaban mucho más riesgos, que hoy lamentablemente por ese desmantelamiento, tienen las cosas más fáciles y menos riesgosas para los pillos…

Decir con total imprudencia señora Alcaldesa Viteri, que no es vuestra responsabilidad el tema de la seguridad, cuando incluso usted viene gastando miles de dólares en este ámbito, discúlpeme no quiero utilizar un término que pueda herir susceptibilidades, pero aquello entonces debería por lo menos, ser materia de una auditoría por parte de la contraloría, porque si ha gastado millones, en algo que no es de su competencia, efectúa donaciones sin estar autorizada dentro de sus competencias y facultades (en lo individual o como institución pública), equivale al cometimiento de PECULADO…

Así como sin tener la competencia, pero si el interés político y económico, han solicitado el manejo de aeropuertos, competencia del tránsito, manejo ambiental, y otras materias, usted cómo directora del COE Cantonal, también podría impartir directrices y coordinaciones en materia de seguridad (por su puesto si sabe de la materia), y hacer mucho en este ámbito sin lavarse las manos vergonzosamente…

¿Es obvio que la campaña política les pasará factura a todos esos ineptos y fanfarrones, que ofrecieron y no cumplieron, que hablaron de MÁS esto, MÁS aquello, y a la hora de los hechos, vocinglería barata y cínica, mientras tanto nos siguen matando, ¿robando y poniendo a la ciudad como ícono de la inseguridad, violencia y peligro?…

Solicite señora Alcaldesa, el permiso para que los policías metropolitanos y los de tránsito, puedan portar armas, ubicarlos en los sitios de turismos estratégicos, en grupos de 4 policías, porqué sólo se les llevan las armas y los matan, con fuerzas de reacción listas a intervenir ante los auxilios que demanden las circunstancias y emergencias, coordine con el Gobernador, sí, es un muchacho, se le va la lengua, pero hay que educarlo, enseñarle, debe aprender que el silencio a veces es más valioso, que el ruido de lenguas vacías de contenido…

No pretendo crear más conflictos o echar más leña al fuego de polémicas, sobre lo que tienen que hacer o no hacer, todos somos parte del problema, pero también de la solución de la seguridad y de combatir la inseguridad, si quieren más asesoría gratuita estoy a la orden.

Semper Fi.