Economía

Lasso viaja a China en busca de acuerdo comercial

El presidente Guillermo Lasso aceptó la invitación del presidente Xi Jinping a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022 y viajará este lunes 31 de enero del 2022 a China. El Primer Mandatario aprovechará la visita para buscar un acuerdo comercial, incrementar la inversión y establecer un entendimiento de la deuda que Ecuador tiene con el país asiático.

Según la agenda predefinida, Lasso tendrá un encuentro con el primer ministro de la República Popular China, Li Keqiang, este 5 de febrero. Y la tarde de ese mismo día se reunirá con el Presidente de China, en el Palacio del Pueblo.

En estos encuentros, Lasso buscará iniciar las negociaciones para firmar un acuerdo de libre comercio con China, un objetivo que lo quería concretar el 2021 pero fue postergado para este año. “El viaje a China será para tratar sobre un acuerdo de libre comercio, que consolide los mercados para el camarón, el banano, la pitahaya”, dijo el Presidente la semana pasada.

Por su parte, el ministro de Producción, Julio José Prado, agregó que en el viaje se busca firmar un memorando y los términos de referencia para iniciar las negociaciones con el país asiático. Además, se pretende activar “el cuarto adjunto privado”, un mecanismo que permite informar sobre los avances y el desarrollo de los diálogos a representantes del sector productivo nacional.

“En China iniciaremos conversaciones para que muy estratégica y técnicamente podamos buscar un acuerdo comercial. El mayor mercado del mundo ofrece inmensas oportunidades de exportación y alta calidad de tecnología en importaciones”, señaló Prado.

China es uno de los principales socios comerciales del Ecuador. Entre enero y noviembre de 2021, las exportaciones no petroleras al país asiático alcanzaron los USD 2 848 millones, un crecimiento del 5% en comparación con el mismo período de 2020. El principal producto fue el camarón.

Asimismo, las importaciones no petroleras desde China alcanzaron los USD 4 116 millones en los primeros 11 meses del año pasado. El crecimiento fue del 55% en relación con el mismo período del 2020. Las materias primas son lo que más se compra a ese país.

Otro de los objetivos de Lasso será una renegociación de la deuda con China. El Gobierno busca aliviar así los pagos a ese país.

Lasso ha señalado que el Gobierno buscará los mejores términos en la renegociación y sobre todo “desvincular el petróleo del pago de la deuda para que este producto sea de libre disponibilidad”.

Según el ministro de Finanzas, Simón Cueva, la deuda supera los USD 5 000 millones, y de ese monto, más de USD 2 000 están ligadas a venta de petróleo. El 42% de la deuda total vencerá en dos años.

“La visita del Presidente a China es una gran oportunidad para profundizar estas relaciones (bilaterales) y también para discutir efectivamente el tema de la deuda. Los compromisos financieros bilaterales que tenemos, que en monto es cerca a los USD 5 000 millones, son compromisos que tienen un plazo de vencimiento relativamente corto frente al resto de deuda externa”, explicó.

En cuanto a las inversiones, Ecuador busca consolidarse como un país atractivo para invertir en Latinoamérica. La meta del Gobierno es captar USD 30 000 millones hasta 2025, con un portafolio de Alianzas Público-Privadas y una gestión delegada de 50 proyectos en sectores de hidrocarburos, minería, telecomunicaciones, energía e infraestructura.

El Primer Mandatario convocó a compañías chinas para que puedan invertir en estos proyectos, señaló el embajador de Ecuador en China, Carlos Larrea, en una entrevista con la Cámara de Comercio de Empresas Chinas en Ecuador.

También señaló que existe la posibilidad de establecer en Ecuador una fábrica de vacunas para el covid-19, con alcance regional.

Lasso viaja a China con una comitiva oficial de ocho personas y otra comitiva de apoyo, de dos personas más. Entre ellos están su esposa, María de Lourdes Alcívar; el canciller Juan Carlos Holguín, y los ministros de Finanzas, Simón Cueva; de Producción, Julio José Prado; de Salud, Ximena Garzón, entre otros funcionarios.

El vuelo de ida está previsto para la noche de este lunes.

En la agenda predefinida también consta una reunión virtual con empresarios en el Hotel Yanging Lake Villa Area, el viernes 4 de febrero. Ese mismo día a las 20:00 participará en la ceremonia de Inauguración de los Juegos Olímpicos, en el Estadio Olímpico de Pekín. El 5 de febrero serán las reuniones con el Primer Ministro y el Presidente de China.

Está previsto que el retorno sea el próximo 8 de febrero.

PUNTOS DE VISTA

Muestra el pragmatismo del Gobierno en sus relaciones – Francisco Carrión, excanciller

La visita del presidente Lasso obedece a una invitación del presidente Xi Jinping, lo cual es una deferencia hacia nuestro presidente y nuestro país. Es una magnífica ocasión para tratar temas en diferentes campos y en gran profundidad que existen entre China y Ecuador. Es una demostración adicional del pragmatismo con el que el Gobierno está manejando las relaciones internacionales, donde prima el interés de la ciudadanía y del país. No las ideologías, como sucedía en el pasado. El encuentro de los dos jefes de Estado permite abordar todos los temas que son de interés para ambos países. Es conocida la vinculación que hay entre Ecuador y China en el ámbito financiero.

‘Es importante lograr un acuerdo comercial con China’ – Alberto Acosta Burneos, analista

Es fundamental buscar una renegociación de la deuda con China, porque responde a unas condiciones que no fueron convenientes para el país, y que en ese momento era las que vivía el Ecuador, pero esa ya no es la realidad actual. Además, es fundamental el objetivo de liberar el crudo, al menos una parte, y lograr una refinanciación mayor del endeudamiento, que todavía tiene el país con China. Un acuerdo comercial con el país asiático es fundamental, porque es un mercado importante para la venta de los productos ecuatorianos. Un TLC no significa que todo el comercio es libre entre los dos países, todos los TLC son trajes a la medida. Ecuador debe lograr un traje a la medida, que le permita entrar al mercado chino.

Fuente: El Comercio