Actualidad

Lasso: “Ecuador libra una batalla con los mafiosos, con el narcotráfico, y con la narcopolítica”.

El presidente pidió a los asambleístas deponer intereses políticos, partidistas y personales para dar paso a una reforma que permita el apoyo de los militares a la policía.

Guillermo Lasso, presidente de la República, entregó personalmente hoy, 7 de diciembre de 2022 en la Asamblea Nacional, un documento al que lo calificó de “urgente” e “importante” que contiene una propuesta de reforma parcial a la Constitución que permita la incorporación de las Fuerzas Armadas en apoyo a la Policía Nacional para luchar contra las mafias, el crimen organizado y la delincuencia común.

El presidente llegó a la Asamblea acompañado de varios colaborades y ministros de Estado, donde instó a los legisladores a no dar la espalda a miles de ciudadanos que se sienten atemorizados al ver en riesgo su seguridad y la paz de sus familias.

“Dia a día mueren en el Ecuador muchos ciudadanos, y no son simples estadísticas; son padres de familia, son madres de familias, son hijos, inclusive niños que los utilizan de escudos, son seres humanos por los que su familia llora al sentir su ausencia. La Asamblea no le puede dar la espalda al pueblo», insistió Lasso

“Venimos con este documento porque el Ecuador, el día de hoy, libra una batalla con los mafiosos, con el narcotráfico, y hasta con la narcopolítica” .

Exigió a la Asamblea su apoyo «urgente e inmediato» a la seguridad de la familia ecuatoriana; la Asamblea puede ofrecer una  solución en el combate contra las drogas, remarcó. «Llegamos con la esperanza que la Asamblea tenga la oportunidad de reivindicarse con el pueblo ecuatoriano», expresó.

Lasso llamó a los legisladores a deponer los intereses políticos, partidistas y personales para privilegiar la seguridad y la paz de la familia.

Necesitamos -les dijo-  esta herramienta para dar seguridad y tranquilidad porque el apoyo de las Fuerzas Armadas en vital en la lucha contra los narcos, delincuentes,  mafiosos e inclusive contra la narcopolítica en el Ecuador.

«Dejemos la politiquería y las pugnas de poder a un lado, es momento de ponernos de lado de la gente que reclama que unamos fuerzas alrededor de la lucha por la seguridad».

Lasso agregó que es momento que la Asamblea se defina si está de lado de los ciudadanos o del lado de los criminales o de la violencia. ¿De qué lado está la Asamblea?, preguntó el mandatario.

Afirmó que los violentos «no nos van callar, ni van a ganar esta batalla;  esta batalla la va a ganar el pueblo ecuatoriano».

En tono de advertencia, el presidente señaló que «esta batalla recién comienza y no podemos perderla».

En medio del apoyo a su gestión de un grupo  de ciudadanos que se concentraron en los exteriores del Palacio Legislativo,  el jefe de Estado señaló que el Ecuador no puede ser una nación que acepta la violencia como norma y normalidad,  y «no podemos ser dirigentes que ignoremos las responsabilidades que nos consignaron los ecuatorianos en las urnas».

Según Lasso, el país está ante un momento histórico y decisivo para la seguridad de la familia ecuatoriana y para la propia existencia de un estado que,  siendo fuerte atienda todas las necesidades de los ecuatorianos, principalmente de la seguridad.

Al hacer una breve pausa a su intervención, Lasso pidió a los asistentes un minuto de silencio para recodar a los policías y civiles caídos y afectados «vilmente por las mafias del narcotráfico y del crimen organizado».

Insistió que la Asamblea debe escuchar a los ecuatorianos con la reforma a la Constitución,  y las FF.AA y la Policía podrán colaborar continuamente en la lucha contra el crimen sin necesidades de declarar estados de emergencia.

Señaló que todos los poderes estado deben trabajar unidos para enfrentar al enemigo común de los ecuatorianos;  la narcodelincuencia y  las bandas delictivas.

Lasso terminó su intervención de 14 minutos exclamando !Que viva un Ecuador seguro y unido; que viva un Ecuador por la paz,  seguridad y desarrollo!.

Posteriormente fue recibido por Virgilio Saquicela, titular de la Asamblea en el ingreso del salón plenario donde el jefe de Estado le entregó el proyecto  de seis páginas y el decreto ejecutivo 516 de reforma parcial a la Constitución que lo firmó en presencia de cientos de ciudadanos que llegaron a los exteriores del Parlamento para apoyar su propuesta.

Saquicela se comprometió a dar trámite a la propuesta del Ejecutivo, y según dijo, la Asamblea «está sintonizada» con las necesidades de la ciudadanía. (SC)

 

 Diario La Hora