Opinión

Lasso debe dar un paso bien firme…

Dr. Juan Carlos Faidutti Estrada/Guayaquil

Si no se decide este gobierno será muy difícil, que, con la Constitución vigente y sus leyes conexas, el presidente Lasso, gobierne este país. Si trata de que se reformen las leyes o que se aprueben las que piensa mandar a la Asamblea, temo que se perderá el tiempo. En esta institución nadie sabe quién tiene mayoría, a quien debe recurrir. Los asambleístas se acusan los uno a los otros, por un lado, por el otro lado, se preocupan de colocar a su gente en los cargos públicos, ofreciendo vender su voto, o también buscan que se, los designe como asesores y vuelve la asamblea a llenarse de gente. Es que para ser designado asambleísta. los partidos, al confecciona sus listas escogen, no a sus mejores elementos sino a los que los jefes de partidos creen que pueden arrastrar más votos. A es se debe el cambio constante de camisetas, como se dice vulgarmente.

La ministra de Gobierno que, para nuestro criterio, como la conocemos hace muchos años, es un lujo de funcionaria, pero, por esa razón le será muy difícil conseguir mayoría a favor de las leyes que mandan la presidencia. Mirará con repugnancia a los que quieren vender su voto u obtener algún contrato o entregar algún puesto burocrático, ya que este es el sistema usual entre buena parte de los asambleístas.

El presidente Lasso debe dar un paso bien firme y convocar a una Asamblea Constituyente. No somos partidarios de conseguir reformas. Nuestra constitución vigente debe ser derogada y los pasos a dar, debe primero convocar a un grupo selecto de juristas para que dicten una constitución concreta, sin tantos organismos inútiles y luego convocar al país para que la apruebe. Hay tiempo suficiente y no de lo debe desperdiciar. Estamos seguros de que ya el presidente Lasso y sus asesores habrá leído la carta magna actual y se habrán horrorizado, como los hemos hecho nosotros, de la gran cantidad de disparates que contiene. Es una constitución revolucionaria para crear una serie de organismos que pretende disminuir el poder a la Asamblea y aumentar la burocracia.

Adelante señor presidente, lo apoyamos.