Actualidad

Lasso cumple un año de gobierno en Ecuador marcado por exitoso plan de vacunación contra COVID-19 y múltiples desafíos

QUITO,  (Xinhua) — El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, cumple hoy martes su primer año de mandato, marcado por un exitoso plan de vacunación contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) y múltiples tareas que resolver, entre ellas el desempleo y la peor crisis carcelaria de la historia del país sudamericano.

El mandatario conservador, de 66 años de edad, líder del oficialista Movimiento Creando Oportunidades (CREO), acude este martes a la Asamblea Nacional (Congreso) para rendir su Informe a la Nación.

Lasso completa su primer año de gobierno con el impulso a la reactivación social y económica del país sudamericano, gracias al plan de vacunación contra la COVID-19, su principal logro.

En los primeros 100 días de gestión, el mandatario cumplió su oferta de campaña de vacunar a nueve millones de personas, constituyéndose en la principal herramienta en la lucha contra la pandemia de la COVID-19.

Ecuador alcanza en la actualidad más de 13,9 millones de personas vacunadas con esquema completo de dos dosis, lo que equivale al 83,3 por ciento de la población objetivo de tres años en adelante, que comprende a más de 16 millones de personas.

«La vacunación es la más grande obra que ha significado una inversión de 1.000 millones de dólares aproximadamente. Es una inversión que ha permitido salvar la vida de más de 17,5 millones de ecuatorianos», dijo Lasso en su último programa radial «Encontrémonos por la ciudadanía», en el que es entrevistado por periodistas.

El analista y consultor económico, Alberto Acosta Burneo, afirmó en entrevista con Xinhua que el éxito de la vacunación fue el punto de partida para la reactivación del país, después de una contracción de la economía del 7,8 por ciento en 2020 por efectos de la pandemia, una de las más fuertes caídas en décadas.

En 2021, la dolarizada economía ecuatoriana creció un 4,2 por ciento y se espera que se expanda un 2,8 por ciento este 2022, según las proyecciones del Banco Central.

El experto consideró, no obstante, que «el punto de partida de una real reactivación económica es lograr que despegue la inversión», así como «seguir abriendo mercados, internacionalizar el mercado financiero y mayor atracción de capitales».

«Hay algunos pendientes en el tema de la reactivación económica, porque si bien el año pasado la economía creció 4,2 por ciento, al final del día termina siendo un crecimiento lento, porque era un año de rebote, después de que en el 2020 la economía se contrajo un 7,8 por ciento», expuso.

A decir del especialista, otro logro de Lasso en su primer año de gobierno fue poner la «casa en orden» respecto a las cuentas fiscales, al reducir el déficit fiscal apoyado en el alto precio del petróleo y una mayor recaudación tributaria.

Lasso, quien fue banquero, dijo recientemente que recibió un país con un déficit de 7.000 millones de dólares, el equivalente al 7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), que lo redujo unos 4 puntos porcentuales en 2021 y proyecta una reducción a 2 puntos en 2022.

El primer año de gestión presidencial de Lasso también ha estado matizado por un cambio en el estilo de gobernar, «fomentando la paz social a través del encuentro que promueve el gobierno», según el analista, lo que «es un cambio de tono dejando de lado la confrontación».

Este primer año de la gestión de Lasso, sin embargo, ha estado matizado por una crisis de gobernabilidad y pugnas con otros poderes del Estado.

La principal pugna se mantiene con el Congreso, dominado por una oposición dispersa, que ha rechazado varios proyectos de ley del Ejecutivo, al denunciar un «bloqueo» al trabajo del gobierno.

El propio mandatario ha reconocido que durante su primer año de gobierno ha enfrentado cuatro crisis: la pandemia de la COVID-19, la económica, los problemas de inseguridad y la carcelaria atribuida al narcotráfico.

El 71,18 por ciento de los ecuatorianos califica como «mala» la gestión del presidente, mientras que el 28,82 por ciento como «buena», de acuerdo con la encuesta de la firma Click Report difundida el pasado 20 de mayo.

El sondeo se realizó con una base de 760 consultados en las ciudades de Quito y Guayaquil, las principales de Ecuador, con una representatividad del 95 por ciento.

En tanto, el analista y consultor político internacional, Pedro Donoso, dijo al respecto en entrevista con Xinhua que «esa realidad tiene mucho que ver con la gestión política que ha hecho el gobierno».

A juicio del experto, en su segundo año de gestión, el presidente ecuatoriano «tiene que establecer una hoja de ruta y aclarar la estrategia política».

«Los indicadores sociales nos están levantando las alarmas. El Ecuador es un país donde el tejido social está quebrado (…) y hay una tensión política mucho mayor», sostuvo.

Donoso consideró que a ello se suma una crisis institucional «puertas adentro», con constantes cambios en el gabinete en este primer año, principalmente en el área de seguridad, en el contexto de un aumento de la delincuencia y la criminalidad en las calles.

Las principales preocupaciones de los ecuatorianos son la inseguridad y la falta de empleo, temas sobre los que Lasso ha dicho que serán su prioridad en el segundo año de mandato.

«Seguridad y empleo, que es lo que le preocupa al pueblo ecuatoriano y con justa razón (…) tenemos que fortalecer a la fuerza pública, Fuerzas Armadas y Policía Nacional, y estoy personalmente desde hace algunos meses metido en este tema», dijo Lasso.

Aunque la violencia criminal en las prisiones ecuatorianas empezó meses antes de que Lasso llegara al poder, durante su primer año de gobierno hubo cinco violentos motines que dejaron unos 300 reos asesinados, lo que llevó a ejecutar acciones urgentes, aunque los esfuerzos no han sido suficientes, según la expresión de los analistas.

 

 

 

 Xinhua (xinhua-news.com)