Actualidad

Las personas que jueguen con agua en espacios públicos serán sancionadas

Plazas, piletas y lagunas artificiales de Quito serán restringidos para los juegos de carnaval

QUITO. Con el objetivo de evitar que las personas causen molestias, destruyan mobiliarios, plantas o provoquen accidentes, el Municipio de Quito creó un plan operativo para controlar las plazas, piletas y lagunas artificiales durante el feriado de Carnaval, el cual se iniciará este 5 de febrero y concluirá el 9. La Ordenanza Metropolitana 201 establece multas de hasta $ 200 por el mal uso del espacio público.

Por esta razón, un máximo de 650 policías metropolitanos y comisarios serán los encargados de sancionar a quienes incumplan con esta normativa. “Las personas que jueguen Carnaval en estos lugares pagarán $ 100 la primera vez y $ 200 si reinciden”, enfatizó Juan Zapata, secretario de Seguridad.

Aparte de estos controles, durante este feriado de Carnaval se brindará seguridad en los eventos organizados en las administraciones zonales. En total son 38 actos programados, el cual contará con 5.553 funcionarios de diferentes entidades: Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), Policía Metropolitana, Bomberos, Secretaría de Seguridad, Empresa de Aseo, Empresa de Obras Públicas, entre otras.

En las terminales de pasajeros, intercantonales e interprovinciales también se harán controles. Personal de la AMT revisará que los documentos de los conductores y de los automotores estén en regla, se realizará la prueba de alcoholemia, se controlará que los buses estén en buenas condiciones mecánicas.

Mientras que en el servicio de taxis los agentes civiles controlarán que se utilice el taxímetro. (VCV/La Nación)