Actualidad

Las personas privadas de libertad se involucran en actividades productivas remuneradas

Treinta personas firmaron los primeros contratos de esta índole en el país, donde existen 25 mil personas en los centros de rehabilitación social.

GUAYAQUIL. Con el objetivo de involucrar a las PPL en actividades productivas remuneradas dentro de su preparación para una futura reinserción laboral, el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, coordinó la suscripción de los contratos entre la compañía La Fattoria y las PPL del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Regional Guayas, quienes cumplirán las funciones de ayudantes de cocina en dicho recinto penitenciario.

Cabe recalcar que la realización del convenio está amparada en el acuerdo interministerial No. MDT 2015 004 suscrito entre el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos y el Ministerio de Trabajo; quienes el 22 de mayo de 2015 expidieron el Reglamento que regula la relación especial de trabajo en relación de dependencia de las personas que se encuentran cumpliendo una pena privativa de libertad.

“Para acceder a los empleos se observan ciertas características en el aspirante, como su nivel de peligrosidad y su conducta dentro del centro”, explicó la ministra de Justicia, Ledy Zúñiga al recalcar que las labores se desarrollarán dentro de áreas exclusivas de los centros de rehabilitación y según la condena de cada procesado se analizarán las horas que podrá trabajar, que fluctúan entre cuatro u ocho horas.

Los PPL van a poder trabajar en actividades artesanales, intelectuales, artísticas, manufacturas, servicios auxiliares de alimentación o productivos de acuerdo a sus conocimientos capacidades y habilidades. “La relación de trabajo será una relación de dependencia justamente por las condiciones de la privación de libertad. El pago de la remuneración no será menor al salario básico unificado del trabajador general y por supuesto tendrán acceso a todos los beneficios, desde los aportes Patronales del IESS, el pago de la décima tercera y decima cuarta remuneración”, destacó Zúñiga.

Adicionalmente, conforme a lo dispuesto en el artículo 703 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) se establece la división del sueldo que recibirán los PPL, el cual un 10% para indemnizar daños y perjuicios que produjo la infracción de cada confinado. Otro 35% estará destinado a cubrir las necesidades de la familia del detenido, un 25% será para su manutención y el 30% restante alimentará un fondo que será entregado al cumplir la condena. Los salarios se depositarán en cuentas del Banco Nacional de Fomento.

Al respecto, los privados de la libertad se sentían motivados por los contratos de trabajo. “Yo agradezco mucho a este Gobierno, a la señorita Ministra por esta oportunidad que nos están dando para una nueva transformación y restauración en nuestras vidas. Realmente ha sido algo justo. Mi trabajo será dentro de la panadería de la Regional”, señaló Manuel Peñafiel.

Mientras que Omar Bajaña, PLL, indicó que no pueden ser una carga para sus familias, “estoy muy contento. El proyecto es muy bueno, es una oportunidad para rehacer nuestra vida y ayudar a la familia”, concluyó. (VCV/La Nación)