Economía

Las pérdidas económicas en empresas se incrementan por problemas de salud mental

El temor a perder el empleo, la necesidad de obtener ingresos extra y los horarios extendidos son algunos de los factores que afectan a los colaboradores y se intensifican en diciembre

Después de la pandemia por Covid 19, el 55 % de los ecuatorianos presentó problemas de salud mental asociados a sus condiciones laborales. Así lo expone un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el primer semestre de 2023, de acuerdo con el Ministerio de Salud Pública (MSP) se realizaron 600 mil atenciones en temas relacionados con la salud mental.

La investigación detalla que factores como el temor a perder el empleo, el riesgo de contagios de enfermedades respiratorias al ir a la oficina, la necesidad de obtener ingresos extra y los horarios extendidos son algunos de los detonantes. Varios de ellos se intensifican en diciembre.

La afectación a la economía

En términos económicos, esta realidad provoca una caída de la productividad, que en el caso de Ecuador fue de más del 25 % desde el inicio de la pandemia. El mismo estudio de la OIT detalla que el impacto económico para nuestro país es de aproximadamente el 0,6 % del PIB; es decir, cerca de USD 600 millones anuales o más de USD 1,6 millones al día.

Uno de los segmentos más afectados es el de las mujeres, donde la incidencia del estrés laboral llega a superar el 60 %, sobre todo en el rango entre 30 y 49 años.

Por otro lado, existen gastos crecientes por temas médicos y de salud mental en empresas y hogares. El agotamiento laboral puede costarle entre USD 3 000 y USD 8 000 al año a un trabajador ecuatoriano entre gastos de salud, menor productividad y pérdida de ingresos.

Acciones de prevención

Para prevenir los problemas de salud mental en el trabajo es importante la gestión sobre los riesgos psicosociales en el lugar de trabajo.

“Los gastos para atender estas patologías resultan más costosos que la misma prevención, por lo que se requiere de un trabajo preventivo y de seguimiento por parte de las empresas para evitar y atender estos aspectos”, explica Catherine Paredes, máster en prevención de riesgos laborales, y directora de Omega.

La experta sostiene que se debe “implementar un programa de prevención de riesgos psicosociales que incluye la evaluación del riesgo psicosocial y posteriormente la ejecución de un plan de acción con medidas preventivas y/o correctivas, según corresponda”.

Por: Ecuavisa