Opinión

Las leyes y las normativas, impiden que haya justicia.

Dr. Jorge Pino Vernaza/Guayaquil

Generalmente las autoridades son quienes mandan a su arbitro, y usan a los burócratas de turno como: Moscoso en Manglaralto, y a un montón de burropies, para dictar sentencias.

Las normas escritas muchas veces van contra la naturaleza y contra la justicia. Ejemplo: El matrimonio entre personas del mismo sexo (maricas), y la permisividad del aborto (matar al inocente recién concebido)

La Corte Constitucional arremeda a Cortes de otros países para decir que conoce Derecho Comparado, y cae en los mismos errores anti justicia, anti naturaleza, y pro absurdos. Y los políticos en busca de lo popular que da votos, aplauden las torpezas.

¡Qué barbaridad! ¡Dios, perdónalos porque no saben lo que hacen!