Realidades

Las joyas de María Antonieta, que custodió la familia Borbón-Parma, salen a subasta

Las joyas de la reina francesa María Antonieta (1755-1793), que han permanecido ocultas durante más de 200 años, ven la luz por primera vez ante el público y lo hacen para ser subastadas. Se trata de una de las colecciones reales más importantes en salir a la venta y cuenta con el indudable atractivo de haber pertenecido a una de las monarcas más famosas de la historia europea, la reina destronada, ejecutada en 1793 en la guillotina al grito de “¡Viva la República!” ante un pueblo, azotado por el hambre, que no soportaba su despilfarro y opulencia.

La casa de subastas Sotheby’s ha anunciado que presentará más de 100 piezas históricas el próximo 14 de noviembre en Ginebra, en una jornada que anuncia batir todos los récords. Diez de ellas han pertenecido a María Antonieta y las demás son de sus familiares. Sotheby’s subraya que las piezas “trazan la saga de una dinastía que conectó a las familias dominantes más poderosas de Europa”, incluyendo las de Francia, España, Italia y el Imperio austro-húngaro, todas ellas conectadas con María Antonieta. La historia que arrastran supera cualquier ficción. Fueron precisamente las perlas, rubíes y diamantes de la reina uno de los desencadenantes de la revolución y la caída de la opulenta monarquía.

EP