Tecnociencia

Las impresionantes imágenes de un feto moviéndose en el vientre de su madre que permiten diagnosticar mejor las cardiopatías

Cuando todavía estaba en la barriga de su madre, Violet-Vienna desarrolló unas peligrosas anomalías en los vasos sanguíneos de su corazón.

Los médicos detectaron el problema en una ecografía que le hicieron a Kirbi-Lea, la madre de la niña, a las 20 semanas de embarazo.

Pero cuando se sospecha que un feto puede tener problemas cardíacos, no siempre se pueden identificar los detalles de la enfermedad.

Esto se debe a los problemas técnicos que supone tomar imágenes nítidas de un corazón pequeño y que se mueve con rapidez.

Kirbi-Lea decidió entonces participar en un estudio para probar un nuevo método que permite obtener imágenes claras del corazón de los fetos y, por lo tanto, mejorar el diagnóstico de las cardiopatías congénitas.

bbc