Opinión

LAS FUERZAS ARMADAS

Henry Rafael Silva Viteri

henry.silvaviteri66@gmail.com

La institución armada en todas sus ramas ha tenido mucha influencia en la historia de nuestra República, desde que el Ecuador se separó de la Gran Colombia las Fuerzas Armadas han sido un factor importante en el desarrollo de nuestro país.

A lo largo de la historia han participado en la estabilidad y desestabilidad política, apoyando unas veces el sistema democrático y otras quebrantándolo para establecer dictaduras que por algunos años gobernaron.

Pero a pesar de haber cometido estos errores, siempre han tenido el apoyo y la simpatía de todos los ecuatorianos, que han asistido a sus presentaciones en desfiles por festividades patrias y han pedido en ocasiones apoyo para el combate a la delincuencia; todos los Presidentes del Ecuador las han respetado y han buscado la superación técnica y humana para que sean un verdadero pilar de nuestra nacionalidad.

Pero llegó un día al poder un desequilibrado mental lleno de complejos y aberraciones y el trato a las Fuerzas Armadas tuvo un giro de 360 grados, para poder manejarlos a su antojo su primera acción fue apoderarse del alto mando y con prebendas y negociados los volvió sumisos a la bandera verde flex, al puro estilo del dictador Castro.

A la Marina se la metió en el bolsillo dándole la administración del petróleo, al Ejercito carreteras y obras civiles, y la menos premiada fue la Aviación que le permitió el negociado de los Dhruv que se cayeron y por este negociado se supone asesinaron al General Gabela.

Para dominarlos, el tirano utilizó todos los métodos de lo que es un experto, insultos, maltratos, cuentos, cizaña, sobornos y amenazas; a todo este ataque los altos mandos permanecieron pasivos como mansas ovejas no verde flex sino verde olivo y todos calladitos encerrados en sus cuarteles.

Le llegó la hora de partir al tirano y las Fuerzas Armadas quedaron en el olvido, pero… hace unos días un periodista dijo que las Fuerzas Armadas han sido tratadas como un zapato, y ¡PUM! ¡CRASH! ¡BOOM¡ como dice el dicho ARDIO TROYA, salió por ahí un General con el mismo tono de su patrón (el tirano) a demandar al periodista por haber faltado el respeto a las Fuerzas Armadas. ¡Hipócrita! Por qué no demandó al tirano cuando los trató como basura y no como zapato, felizmente  estamos viviendo (aparentemente) aires de cambios y esa mamarrachada no tendrá eco.

Fuerzas Armadas, vamos, a recuperar el honor perdido con el tirano.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.