Opinión

A las finales que paso con los helicópteros DHRUV de la India y los radares de la China

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

Es indispensable que en este gobierno de la transparencia, las manos limpias, las mentes lúcidas y los corazones ardientes se aclare de una vez por todas, que es lo que en realidad pasó con la compra y la terminación unilateral  de los contratos respectivos a las dos estafas de los vendedores de los artefactos que «ingenuamente» el estado los adquirió.

Se nos vendió la idea que los accidentes de los helicópteros produjeron una utilidad al estado por el cobro de los respectivos seguros y que el estado recuperó su inversión con el cobro de las garantías de los radares, pero en los dos casos los osados vendedores de artefactos inservibles han demandado al estado por cantidades muy superiores al precio de venta.

Han pasado varios Ministros de Defensa  Nacional y hasta la presente no hay una aclaración contundente que concrete la verdad de las negociaciones, estamos a pocos meses de la entrega del gobierno a un futuro Presidente y por ética deberían transparentar los fracasos de las dos adquisiciones que podrían costar al estado algunos cientos de millones de dólares.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.