Economía

Las ferias se tornan más rentables que los locales

Los cuencanos conocidos por su arte en madera y la calidad de sus trabajos recorren durante el año las ciudades de Ecuador para ofrecer sus servicios.

GUAYAQUIL.- Contrastes de colores pasteles con tonos oscuros y maderas de finos acabados son las tendencias que predominan al momento de adquirir un mueble, es así que la Feria del Mueble Cuenca, que se ubica en el Centro de Convenciones desde el pasado viernes y que mantendrá sus puertas abiertas hasta el domingo, tiene una diversa gama de muebles.

Entre juegos de comedor, salar, bares y hasta juegos de dormitorio, que son los más solicitados por las asistentes, tienen un descuento de hasta el 40%.

Para Marco Fajardo organizador y propietario de “Practica Muebles” hace 18 años, es más rentable organizar este tipo de ferias y trasladarse de ciudad en ciudad ofertando los productos, que establecer un local propio, porque asegura que existe mucha competencia.

“Antes teníamos abiertos algunos locales, pero lamentablemente se incrementó la competencia y ahora nos dedicamos a realizar ferias espontáneamente, porque nos sale mucho más rentable”, dijo

Tan solo en Guayaquil, realizan cinco ferias al año. Éstas   se desarrollan  entre enero y diciembre. Este último mes lo cataloga como el mejor, por según él,  aprovechan las festividades navideñas.

En la feria,  actualmente se encuentran seis empresas promocionando sus productos traídos desde Cuenca, los mismos que tienen garantía de 10 años.

“Nuestro objetivo es venir y ofrecer directamente al consumidor los productos, para abaratar costos y que las personas se lleven un producto de buena calidad”, aseguró Fajardo.

El producto  además puntualizó que éstas les representan un ahorro significativo. “Basándonos en un producto que cuesta  $2 mil, el comprador se ahorra aproximadamente el %40, comprando aquí”.

Los productores nacionales ofrecen tanto modelos modernos como clásicos, fabricados con madera de roble y teca, que según el propietario del comercial cuencano, son las más resistentes y duraderas  para la elaboración en la línea de mueblería.

Los precios de los muebles varían dependiendo del artículo a adquirir,  por ejemplo: un juego de comedor dependiendo del modelo puede variar desde los $1.700 hasta los $2 mil; mientras un juego de cuarto, que incluye la cama, dos veladores, dos cómodas y un baúl, alcanza el valor de $2,280; esto a precio de contado. Mientras que con tarjeta de crédito el valor sube a $2,951.

Este es el sexto año que la feria se ubica en la Cámara de Comercio, aunque hicieron un receso por tres años consecutivos, éste año iniciaron nuevamente con muy buenas respuesta del público guayaquileño. “Por expositor aproximadamente se vende entre $40 a $60 mil”, detalló Fajardo.

Normalmente las exposiciones se encuentran ubicadas en un área de 100 metros donde exponen máximo hasta 10 ambientes entre salas, comedores, juegos de cuarto. (VBF/La Nación)