Ciencia

Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental

Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental

Por:  LaVerdad

Un día de 2005, David Avery, psiquiatra de Seattle, Estados Unidos, recibió a un hombre de 35 años por problemas de cambio de humor, fantasías suicidas y alucinaciones ópticas y auditivas. Estas aparecían sólo de vez en cuando, y el hombre mantenía un registro detallado de los eventos.

Luego de estudiar los registros, Avery descubrió que los cambios de ánimo y patrones de sueño coincidían con el ascenso y la caída de los océanos en la Tierra que se producen por la atracción gravitacional de la Luna.

«Parecía que cuando había marea alta durante la noche, la duración del sueño era corta», dice Avery.

Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental
Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental

No obstante, pensó que asociar ambas cosas era una locura, y ni siquiera contaba con algún mecanismo para explicarlo (ni idea de cómo solucionarlo), así que descartó su presentimiento.

Eventualmente el hombre mejoró con algunos medicamentos y terapia de luz, así que Avery guardó el archivo del paciente; hasta que 12 años después, un reconocido psiquiatra llamado Thomas Wehr, publicó un artículo en el que hablaba de 17 pacientes que cumplían con los mismo síntomas, aunque Wehr lo definía como un trastorno bipolar de ciclo rápido (las personas cambian entre depresión y manía más rápido de lo normal).

«Lo que me sorprendió de estos ciclos fue que parecían tan asombrosamente precisos que uno no los esperaría de un proceso biológico», dice Wehr, profesor emérito de psiquiatría en el Instituto Nacional de Salud Mental en Bethesda, Estados Unidos.

«Me llevó a preguntarme si había algún tipo de influencia externa que estaba operando en estos ciclos , y [debido a la creencia histórica de que la Luna afecta el comportamiento humano] lo más obvio a considerar era si había alguna influencia lunar».

Lunático – El efecto de la luna

Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental
Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental

Desde hace cientos de años las personas han creído que la Luna puede afectar el comportamiento, de hecho, tanto Aristóteles como Plinio el Viejo creían que la locura y la epilepsia eran causados por la Luna.

Además, la palabra “lunático” proviene del latín “lunaticus”, que significa “lunar” y es empleado para referirse a las personas que padecen episodios de locura por intervalos.

Entonces, ¿puede o no afectarnos? Se dice que el ciclo lunar puede aumentar la violencia entre los pacientes psiquiátricos y los reclusos, además de que un estudio reciente sugiere que la actividad delictiva al aire libre puede aumentar cuando hay más luz de Luna. Otros, sugieren que incluso puede afectar el sueño.

Puesto que, como mencionó el investigador del sueño de la Universidad de Oxford, Vladyslav Vyazovskiy, «la única forma de abordar este tema es registrar sistemáticamente al mismo individuo a lo largo del tiempo y de forma continua en diferentes fases», Wehr hizo exactamente esto con sus pacientes bipolares.

«Debido a que las personas difieren en la forma en que responden a estos ciclos lunares, incluso si tuvieras que promediar todos los datos que he recopilado, no estoy seguro de que encuentres nada», dice Wehr.

«La única forma de encontrar algo es mirar a cada persona individualmente a lo largo del tiempo. Es ahí que aparecen los patrones».

De acuerdo con Avery, los cambios de humor de los pacientes no necesariamente cambiaban con los ciclos de la Luna, pero “si ese cambio de depresión a manía ocurría, no pasaba en cualquier momento, sino que tendía a suceder durante una cierta fase del ciclo de las mareas lunares».

La luz

Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental
Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental

Según apunta la microbióloga del Hospital Psiquiátrico de la Universidad de Basilea, Suiza, Anne Wirz-Justice, en teoría, la luz de la Luna llena puede interrumpir el sueño de las personas y esto a su vez influir en el estado de ánimo.

Pero Wehr consideraba este factor como poco probable, pues «en el mundo moderno hay tanta contaminación lumínica y pasamos tanto tiempo en interiores expuestos a luz artificial, que la posible influencia de la luz de la Luna se ha oscurecido», explica.

Atracción gravitacional

Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental
Las fases de la Luna sí afectan nuestro comportamiento y salud mental

De acuerdo con la teoría de la atracción gravitacional, se piensa que esta desencadena fluctuaciones sutiles en el campo magnético de la Tierra y algunas personas pueden ser demasiado sensibles.

«Los océanos son conductores de electricidad porque están hechos de agua salada y fluyen con las mareas que tienen un campo magnético asociado», dice Robert Wickes, un experto en meteorología espacial del University College of London, Reino Unido.

«El problema no es que no sea posible que sucedan estas cosas, es que la investigación al respecto es muy limitada , por lo que es muy difícil decir algo definitivo», explica Wickes.

Sentido magnético

Aunque a diferencia de ciertas aves, peces e insectos; los humanos no poseen un sentido magnético, investigadores (en su mayoría procedentes del Instituto de Tecnología de California) descubrieron que la actividad de las ondas alfa del cerebro se veían fuertemente disminuidas cuando las personas estaban expuestas a cambios en el campo magnético.

El caso de la ‘Arabidopsis thaliana’

Arabidopsis thaliana
Arabidopsis thaliana

Por último, se pensó que los pacientes de Wehr y Avery podrían estar respondiendo a la atracción gravitacional de la Luna, tal y como lo hacen los océanos, a través de las fuerzas de la marea.

No obstante, hay quienes rechazan esta teoría porque los humanos somos 75% de agua: «Los humanos están hechos de agua, pero la atracción es tan débil que sería difícil ver cómo eso funcionaría desde un punto de vista físico», dice Kyriacou.

Aún así, hay quienes tratan de explicar el fenómeno con la planta Arabidopsis thaliana, cuyas raíces siguen un ciclo de 24,8 horas, es decir, la cantidad de tiempo que le toma a la Luna completar una órbita completa de la Tierra.

Según explica el biofísico del Instituto Max Planck de Fisiología Vegetal en Potsdam, Alemania, Joachim Fisahn, si las células vegetales son sensibles a las fuerzas de marea, entonces las células humanas también lo podrían ser.