Actualidad

Las declaraciones del embajador de EE.UU., Michael Fitzpatrick, han generado debate en Ecuador en al menos cinco ocasiones

Michael J. Fitzpatrick se convirtió en un personaje relevante de la política ecuatoriana.

El embajador de Estados Unidos en Ecuador, Michael Fitzpatrick, está próximo a dejar su cargo tras cinco años de gestión. Su administración ha sido clave para la relación entre ambos países, principalmente en materia de seguridad. Además, se ha convertido en una figura política, cuyas declaraciones han provocado remezón en el tablero nacional.

En una entrevista en la red social X, transmitida en la cuenta oficial de la Embajada, Fitzpatrick confesó que está triste por dejar el país, pero dijo que se siente optimista por la situación en la que se encuentra Ecuador.

Señaló que hay grandes retos para enfrentar, por ejemplo, el combate a la corrupción y el crimen organizado, así como el fortalecimiento de la democracia. Dijo que la relación entre ambas naciones permanecerá fortalecida durante la administración de su sucesor, Arthur Brown.

El embajador de EE.UU. saliente fue quien inauguró el término de «narco-generales«; también dio alertas del caso Metástasis, antes de su publicación; evidenció la operación de los sicarios en casos como el asesinato de Fernando Villavicencio; y tomó postura política tras las elecciones anticipadas. Más allá de su rol, ¿qué ha hecho el diplomático por Ecuador?

La voz del embajador de Estados Unidos, Michael J. Fitzpatrick, tiene eco en la política de Ecuador

Con un corto video, publicado en las redes sociales de la Embajada, Fitzpatrick se presentaba en el cargo, en junio de 2019. Hizo una revisión de su trayectoria y dijo que estaba ansioso por explorar los paisajes ecuatorianos. De hecho, su primera actividad oficial fue una visita al Centro Histórico de Quito.

 

 

Ese rol, de un diplomático carismático y deseoso de recorrer Ecuador, de a poco se diluyó conforme las preocupaciones del país cambiaron de dirección hacia el crimen organizado.

Cuando ocurrió el paro de octubre de 2019, la Embajada norteamericana únicamente se limitó a informar sobre la operación de sus oficinas y emitió alertas para que sus ciudadanos eviten viajar al país.

Durante la pandemia de 2020, el Embajador entregó donaciones de todo tipo. La más importante fue la contribución de USD 8 millones. Sin embargo, comenzaba a tomar posturas sobre ciertos escándalos del país; habló sobre los casos de corrupción que se identificaron en algunos hospitales, refiriéndose a ellos como crímenes.

En julio de 2020, la Embajada informó que en las últimas semanas retiró más de 300 visas a ciudadanos ecuatorianos, investigados por corrupción, así como a sus familiares.

«Queremos gente que vaya a Miami y disfrute mi país, pero con responsabilidad y no con criminalidad, ni queremos a ladrones, ni su plata, en mi país; al contrario, vamos a continuar las investigaciones internacionales» dijo Fitzpatrick en un evento con la Policía.

En 2021, Ecuador atravesaba un contexto electoral. A propósito de ello, el diplomático se reunió con los entonces candidatos, Guillermo Lasso y Andrés Arauz.

En ese mismo año, la situación de violencia comenzó a evidenciarse en las cárceles del país, y con prisa llegó a sentirse en las calles. Fitzpatrick, en entrevista para Primicias, dijo que en Ecuador hay narco-generales, a quienes se les retiró la visa.

«Está el caso de los ‘narco generales’ y ya hemos retirado visas. No puedo mencionar nombres».

En el contexto electoral de 2023, el Embajador cambió su postura neutral, que había llevado en 2021. Al conocerse los resultados, que daban como ganador a Daniel Noboa, frente a la opción del correísmo, celebró que la jornada haya sido pacífica.

«El voto pacífico de toda la población nacional fue una señal clara y contundente, fue un firme sí a favor de la democracia y un fuerte no a los narcos, a los terroristas»,

Más de un año después, tras el asesinato de Fernando Villavicencio, Fitzpatrick tomó protagonismo porque su país ofreció recompensa a cambio de información del asesinato de Fernando Villavicencio.

«El alcalde Agustín Intriago es asesinado por ciudadanos venezolanos en el Ecuador, ahora Fernando Villavicencio asesinado por colombianos».

En diciembre de ese año, días antes de que la fiscal Diana Salazar difunda el caso Metástasis, el Embajador dijo que hay testaferros que lavan el dinero de corruptos y narcotraficantes.

«Sus testaferros ahora están metidos hasta en la pasión nacional, el fútbol, usando algunos equipos para lavar su cara y su plata» (…) «Algunos de los medios sociales que fingían ser observadores responsables, cuando ahora están vistos como extorsionistas y pagados por nefastos».

¿Qué dejó el Embajador de EE.UU. para Ecuador?

Fitzpatrick fue el nexo de las visitas de políticos estadounidenses a Ecuador. Estuvieron en Quito desde el Secretario de Estado, Antony Blinken, hasta la Comandante del Comando Sur, Laura Richardson.

También gestionó la visita de los dos presidentes ecuatorianos, Moreno y Lasso, a la Casa Blanca.

Durante su tiempo en el cargo, se suscribieron cuatro acuerdos de cooperación militar entre Estados Unidos y Ecuador. De interceptación aérea, de interceptación marítima, de fortalecimiento de Fuerzas Armadas y de lucha contra la delincuencia transnacional.

En su intervención en el Space de X, destacó los convenios y explicó que gracias a ellos se pueden utilizar buques estadounidenses para operaciones ecuatorianas.

También contó que se otorgaron más de 860 000 visas de no inmigrantes y se negaron otras 375 000 solicitudes a los ecuatorianos durante los cinco años.

Los desembolsos que ha realizado EE.UU., mediante las agencias de cooperación, también son superiores ampliamente a las de años anteriores. En 2022, el gobierno de Biden entregó más de USD 244 millones a Ecuador, siendo el pico más alto de los últimos 24 años.

El aporte más importante es al Financiamiento Militar Extranjero, que viene de la Agencia de Cooperación para la Defensa y Seguridad.

El último anuncio del representante del país norteamericano fue que se entregarán USD 3 millones para el sistema de justicia de Ecuador.

Fitzpatrick también le dio relevancia a la capacitación. Entrenaron a funcionarios públicos en temas anticorrupción, así como a policías y militares en materia de inteligencia.

Por:  Ecuavisa