Economía

Las complicaciones en la carga aérea se suman a los problemas en los puertos chinos

La crisis de la COVID-19 está golpeando fuertemente la logística china. Las detecciones de casos de coronavirus han interrumpido la actividad de importantes puertos, como ocurrió en Yantian y, más recientemente, en Ningbo, congestionando a una cadena de suministro global muy estresada desde el inicio de la pandemia. Y ahora las complicaciones han llegado a la carga aérea.

Según ha informado The Loadstar, el personal de asistencia en tierra en China está renunciando en masa debido a las nuevas reglas establecidas para contener la propagación de la COVID, lo que ha provocado la cancelación de cientos de vuelos y ha desencadenado el temor de que las tarifas de flete alcancen niveles “extraordinarios”.

Rickard Ingvarsson, director general para Asia de Scan Global Logistics, explicó al medio que la situación en China se había deteriorado tras el cierre del aeropuerto de Nanjing este mes, y que Shanghái, Pekín, Cantón y Tianjin se vieron afectados por estrictas medidas de cuarentena.

“Las normas de cuarentena varían para el personal de tierra que se ocupa de los aviones y la carga, desde 14 días de cuarentena en casa después de siete días de trabajo en el lugar, hasta una lista de 7+7+7, por la que trabajan siete días, siete de cuarentena y siete de descanso, lo que probablemente suponga una mayor limitación de la capacidad de las compañías para atender la demanda”, observó a The Loadstart. «Esto ha provocado una gran afluencia de dimisiones entre el personal de operaciones, así como una escasez de equipos», añadió.

Las aerolíneas también están lidiando con las normas de cuarentena de la tripulación, agregó Ingvarsson, y los largos retrasos provocan cancelaciones o vuelos de vuelta vacíos, ya que las aerolíneas necesitan despegar para evitar problemas de escala de la tripulación.

A raíz de ello, China Southern y China Eastern han anunciado importantes cancelaciones en sus principales horarios en Estados Unidos hasta finales de agosto. Además, se espera un aumento del tráfico aéreo desde Hong Kong e Incheon, dependiendo de cómo los aeropuertos continentales consigan superar los problemas de personal.

Por su parte, Frank Yau, jefe de ventas de carga para Hong Kong en Cathay Pacific, puntualizó que algunos vuelos de carga ya habían sido desviados a la ciudad, añadiendo que, aunque los vuelos internacionales tienen mayor prioridad y las cancelaciones son principalmente vuelos nacionales de pasajeros, el impacto en la capacidad hacia y desde China continental se ve complicada.

Precios
Los precios de los fletes desde China ya se están moviendo. Por ejemplo, los precios a Estados Unidos habían aumentado entre 1,5 y 3 dólares por kilo en las últimas dos semanas, mientras que las tarifas a Europa subieron entre 0,7 y 1,5 dólares por kilo.