Actualidad

Las cárceles de Guayaquil se quedarán sin alimentación este 1 de junio, tras demora del SNAI en contratar una nueva empresa

La Policía Nacional dispuso que se brinde las facilidades para que los familiares donen alimentos a los presos de las cárceles de Guayaquil, quienes se quedarán sin servicio de alimentos con el fin de funciones de Lafattoria.

Otras 10 cárceles de Ecuador se suman a los 20 centros de rehabilitación social que se quedan sin la alimentación de Lafattoria, la empresa que ofrecía estos servicios, acusada por el gobierno de Daniel Noboa.

Sus representantes informaron que desde este 1 de junio se oficializa el retiro de su personal de las cocinas en Guayaquil, decisión que tuvieron que tomar ante una deuda de más de USD 30 millones.

Ahora, los familiares de unos 12 500 privados de libertad, cárceles, centros de adolescentes infractores, y unidades transitorias, tendrán que donar alimentos.

Esta situación ocurre desde el pasado 30 de abril en Esmeraldas, Carchi, Imbabura, Sucumbíos, Pichincha, Santo Domingo, Napo y Cotopaxi, en donde se recolectan donaciones para alimentar a 11 400 privados de libertad de 20 cárceles.

Un comunicado de la Unidad de Contingencia Penitenciaria de la Policía Nacional detalla que las donaciones están autorizadas para suplir temporalmente el desabastecimiento y garantizar la alimentación.

Imagen del oficio de la Unidad de Contingencia Penitenciaria de la Policía Nacional con el que se permite las donaciones en las cárceles de Guayaquil.

Imagen del oficio de la Unidad de Contingencia Penitenciaria de la Policía Nacional con el que se permite las donaciones en las cárceles de Guayaquil. ( )

 

Sin embargo, el Servicio de Atención a Privados de Libertad (SNAI) no explica cómo se cumplirá esta logística y desde cuándo se receptará la comida.

 

Luego de un mes, este organismo no soluciona el problema, tras el retiro del anterior proveedor, pese a que el 17 de mayo se cumplió el plazo para cumplir las medidas cautelares, otorgadas por un juez de Quito, y solicitadas por organismos de derechos humanos para que el gobierno gestione una respuesta institucional que solvente la falta de comida.

 

El SNAI asegura que siguen en fase precontractual para adjudicar los contratos del servicio de provisión de alimentos para las cárceles de Guayaquil, y del centro y norte del país.

 

Un informe de la Defensoría del Pueblo advirtió sobre este incumplimiento. Además, de que en algunos casos, los reos solo reciben dos de las tres raciones alimenticias.

 

También aseguran que las donaciones son insuficientes. Desde mañana, ese será el único mecanismo para que 23 900 privados de libertad del país puedan comer.

Por;  Ecuavisa