Opinión

Lanai Swimwear con talles reales

Con estilo playero la marca que identifica Andrea,  se pasea por los paradisiacos paisajes de la costa ecuatoriana.

En el año 2010 Andrea Pedrazzoli vio la necesidad de independizarse en el tema económico. Allí se dio cuenta que podía establecer su propia marca y aprovechando la temporada playera decide crear su propia marca de trajes de baños, pareos, túnicas y bolsos. De esta manera nace, Lanai Swimwear, tiene un año en el mercado y se caracteriza por ofrecer diseños únicos con colores cálidos.

Andrea, que se caracteriza  por ser  arriesgada, perseverante y perfeccionista en todo lo que se propone, cuenta que sus diseños se inspiran en las tendencias que están de moda.

La empresaria de 30 años, comentó que su línea nace del nombre de una isla cercana a Hawái, donde el sol, la arena, el mar y el confort de la playa, la inspiran a la hora de crear nuevas tendencias playeras,  que se destacan  entre otras marcas, no solo por su estilo descomplicado de playa, sino también por la autenticidad de sus diseños y por la perfección de sus cortes, recalca Andrea

 “Toda prenda tiene un exhaustivo control de calidad,” con esa manera de pensar siempre priorizando al cliente, esta joven guayaquileña empieza a ganarse un nombre importante en marcas ecuatorianas, ya que es reconocida en muchas tiendas importantes en la ciudad.

Su taller está ubicado en el Sur, y en él laboran cuatro personas, que son los encargados de producir cada traje, siempre con la convicción de apoyar la mano de obra nacional, a excepción de ciertos implementos, pedrería, hilos, telas, nylon, que se los importa desde China, ya que en nuestro país, no hay gran variedad de herramientas necesarias para darle un toque final a los trajes que Lanai Swimwear, confecciona.

Los trajes de Andrea, ya han estado en algunos eventos en nuestra ciudad como el Mercadito de Samborondón,  La Galería Bazar en Plaza Navona, entre otras ferias, para este año venidero, se preparan muchos estilos para la nueva temporada 2015, siempre con el toque particular y artesanal, acercando ese estilo playero  a todos los clientes que adquieren sus prendas

Cuenta  el apoyo constante de su familia y amigos, y en especial la de su novio Kevin, quien ha estado con ella, durante esta lucha constante a la estabilidad comercial durante cinco años, convirtiéndose en  la base fundamental de Andrea.

Para empezar este camino largo del diseño artesanal, Andrea tuvo una inversión inicial de aproximadamente $15 mil, por lo que recomienda a todos los amantes del estilo playero esta marca, que se caracteriza por sus módicos precios que van desde $15 para los panties, hipster, cacheteros y,  desde $30, para los brasiers. Mientras  que los vestidos valen $ 35, ya que los trajes se venden por separados, para que el cliente escoja mejor la combinación que requiera su estilo.

Para adquirir cada una de las prendas, pueden escribir a sus redes sociales, en Facebook como Lanai Swimwear, en Instagram @Lanaiswimwear. (AGS)