Opinión

LAGRIMAS OCULTAS

Psicóloga y terapista familiar Miriam Florencia L./ Guayaquil
miriam_florencia@yahoo.com

Cuando nace un bebe lo primero que hace es llorar, y esto se da porque experimenta un cambio brusco, pues pasa de la comodidad de vivir dentro de la placenta de su madre al ambiente externo e inicia la respiración pulmonar, este cambio causa un dolor que se traduce en llanto y así conforme va desarrollando la criatura va comunicando su dolor o sus necesidades a través de éste.

Pero qué de aquellas personas que a pesar de tener un dolor muy grande en su corazón no lo han expresado, y esas lágrimas que nunca se derramaron pero que están allí muy adentro, buscan el momento indicado para brotar mientras tanto van haciendo nido y calando muy profundo hasta que este dolor se agudiza y de repente sale cual rio sin cause .

¿Por qué esas lágrimas no fueron expresadas en su momento? Los motivos son varios. Algunas veces es tanto el sufrimiento que le ha tocado vivir a esa persona que se reviste de una coraza y empieza a bloquear sus emociones como si esto la hiciera parecer más fuerte y más insufrible, pero esto es apariencia, por dentro sigue llevando el mismo dolor y las mismas cicatrices de problemas no resueltos en su vida. Cuando se trata de los hombres, estas lagrimas son reprimidas por el mito de que los hombres no lloran porque si lo hacen no son hombrecitos, nada más alejado de la realidad, pues el mismo Jesucristo lloró al sentir compasión por la familia de su amigo Lázaro que había fallecido, y si Jesús lo hizo por qué los hombres no lo pueden hacer?

Debe saber que aunque exista en su vida lágrimas ocultas, que no han sido derramadas, éstas no son invisibles, porque se notan en un rostro triste, en un rostro que expresa dolor e incomprensión, que pide a gritos un abrazo y una respuesta a ese sufrimiento, y es que no hay una respuesta que pueda sanar el dolor que se lleva por dentro, solo hay una actitud que puede cambiar su vida, esa actitud es la de perdonar, dejar aflorar esas lágrimas que están reprimidas y dejar ir ese dolor que solo le hace más daño. No las guarde más en su interior, decida hoy cambiar y cerrar ese capítulo, en su lugar ábrase a nuevas oportunidades, sonríale a la vida y mire las grandes cosas que ésta le puede ofrecer, no todo es malo, solo hay que buscar lo bueno y hermoso que usted lleva por dentro y dejarlo aflorar siendo usted mismo/a.