Internacional

Lagos dice que le pregunten en 2017 sobre candidatura a presidencia de Chile

Lagos ha negado varias veces que esté en carrera a una candidatura, pero el pasado fin de semana fue ovacionado con gritos de “¡se siente, se siente, Lagos presidente!”.

SANTIAGO DE CHILE.  El expresidente de Chile Ricardo Lagos respondió hoy con un “pregúnteme el año 2017” al ser indagado por una eventual nueva candidatura a la jefatura del Estado, asegurando además que no está “en ninguna carrera” para un cargo de representación popular.

En declaraciones a periodistas tras ofrecer una charla en la privada universidad Finis Terrae, el exmandatario (2000-2006) afirmó que sus comentarios y declaraciones sobre la contingencia política “es algo que me parece que debo hacer como expresidente, no estoy en ninguna carrera, de ninguna naturaleza”.

Situado en las encuestas entre los favoritos a candidato presidencial para los comicios de fines del próximo año, Lagos contestó: “Le voy a responder lo que decía cuando me preguntaban si iba a ser senador vitalicio: pregúnteme el 12 de marzo cuando deje La Moneda (sede del Ejecutivo). Entonces, ahora le voy a decir: pregúnteme el año 2017”.

Lagos ha negado varias veces que esté en carrera a una candidatura, pero el pasado fin de semana fue ovacionado con gritos de “¡se siente, se siente, Lagos presidente!” en un cónclave del Partido por la Democracia (PPD).

El exgobernante chileno ha señalado que el Gobierno de Michelle Bachelet “aún no cumple la mitad de su período”, como argumento para negar su eventual objetivo, pero también ha descartado que su edad (77) sea un obstáculo y ha recordado que su familia ha sido longeva, particularmente su madre, que falleció a los 108 años.

Este miércoles, preguntado al respecto, comentó que “cuando usted tiene 77 y va a cumplir 78, ya está más cerca. No tengo ningún comentario que hacer”.

En lo político, desdramatizó las controversias internas que agitan a la gobernante coalición Nueva Mayoría y se manifestó optimista sobre la continuidad del bloque de centroizquierda.

Durante su intervención en la universidad, que se extendió por 50 minutos, Lagos dijo que las reformas necesitan tener “calidad y sofisticación técnica”, aspecto que sido criticado en aquellas que impulsa el Gobierno de Bachelet, que carecen del mismo según analistas y políticos de diversos sectores.

En ese contexto, planteó algunos puntos “de convergencia” para retomar, dijo, los principios que permitieron a Chile progresar después de la recuperación de la democracia, en 1990.

Entre ellos, destacó que la protección social “requiere responsabilidad fiscal”, y que los derechos sociales y económicos “requieren un balance con los deberes”.

“Si quisiéramos una nueva Constitución tenemos que hacerla balanceando derechos y deberes”, dijo el exmandatario, que ha sido reticente a la propuesta de Bachelet de elaborar una nueva Carta Magna y sostuvo hace un tiempo que con la actual, impuesta en 1980 por Augusto Pinochet, “pudimos derrotar a la dictadura”.

También dijo que son necesarios los consensos para llevar el país a un buen cauce político y económico. “Las grandes transformaciones requieren mayorías grandes y estables”, precisó y acotó que el desarrollo requiere credibilidad pública y privada.

“La clave para recuperar las confianzas es elevar los estándares éticos individual y colectivamente” y sostuvo que es “una exageración” sostener que en Chile todos son corruptos. (EFE/La Nación)