Economía

La vuelta al convenio del Ciadi es clave para la ruta comercial de Ecuador

La firma del Convenio del Ciadi (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones) es un paso más en la ruta del Gobierno para concretar acuerdos comerciales prioritarios.

La embajadora de Ecuador en Estados Unidos, Ivonne Baki, suscribió ayer el acuerdo y oficializó el retorno del país a ese ente después de 11 años. Sin embargo, el convenio deberá pasar por la Corte Constitucional, organismo que deberá definir si se requiere la aprobación de la Asamblea Nacional.

Álvaro Galindo, socio de Carmigniani & Pérez, consideró que no se requiere que el convenio pase por la Asamblea, pues no se trata de un tratado de carácter comercial, sino que se trata de una adhesión del país a un organismo de derecho internacional público.

Para Diego Borja, exministro de Economía del gobierno de Rafael Correa, una adhesión de este tipo sí requiere aprobación previa del Legislativo.

Su argumento es que dictamen de constitucionalidad de la Corte bajo el numeral 7, del artículo 419, porque se estaría atribuyendo competencias propias del orden jurídico interno a organismos internacionales.

Pero, para Galindo, la firma del convenio del Ciadi no implica ceder jurisdicción, pues un consentimiento de este tipo se hace cuando el Estado firma tratados bilaterales de inversión (TBI) o de libre comercio (TLC) que tenga cláusulas de arbitraje internacional. Por eso, el experto cree que el convenio será ratificado sin ningún problema en el país.

“El consentimiento lo otorga el Estado en el momento en que se firme un tratado en materia de inversión como puede ser un TBI o un TLC y este tenga un capítulo de inversión que incluya una cláusula de arbitraje internacional”, explicó.

Según el mismo Ciadi, el convenio establece un marco institucional y legal para el arreglo de diferencias relativas a inversiones internacionales, pero también facilita inversiones entre países al proveer un foro independiente y despolitizado para arbitrajes.

Pese a ello, Ecuador decidió en el 2009, en el gobierno de Correa, retirarse del Ciadi. El entonces Jefe de Estado dijo que era inconstitucional que la nación ceda jurisdicción a tribunales arbitrales internacionales.
Y responsabilizó al convenio Ciadi por la lluvia de demandas que afrontaba el país en ese entonces.

En total, Ecuador ha enfrentado 14 arbitrajes en su historia dentro de este organismo, adscrito al Banco Mundial.

En ocho casos el país tuvo que pagar indemnizaciones a la compañías petroleras, eléctricas y de otros sectores, aunque por montos menores a los planteados en las demandas. Estas fueron por un total de USD 9 928 millones, pero al final el Ecuador terminó pagando 1 929,6 millones.

El país obtuvo fallos a favor en dos casos y en el resto las firmas desistieron o se llegó a un acuerdo amistoso.

El último arbitraje que enfrentó el país dentro de este centro de resolución de disputas fue con la petrolera Perenco, a la cual tendrá que pagar 374 millones.

La salida de Ecuador del Ciadi tuvo efectos negativos en la inversión extranjera, asegura Galindo. Él cree que la salida del Ciadi afectó la imagen del país en la comunidad internacional y el impacto de aquello es, en la práctica, incalculable.

Él dice que una referencia podría ser mirar las inversiones de Ecuador desde julio de 2009 y compararlas con la inversión extranjera recibida por vecinos de la región como Perú Colombia.

Los únicos países que se han retirado del Ciadi son Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Desde el lado empresarial se ve con muy buenos ojos esta decisión del Gobierno.

Pablo Zambrano, presidente ejecutivo de la Cámara de Industrias y Producción (CIP), cree se establece un régimen uniforme para resolver conflictos en el sector público y privado. “Lo que genera una mayor confianza para atraer inversión extranjera directa”.

El Clúster Bananero, que agrupa a cinco organizaciones de productores y exportadores de la fruta, señaló que este paso permitirá al país, además, avanzar hacia la firma de nuevo acuerdos comerciales.

El Gobierno dijo ayer que no estar en el Ciadi ha frenado la negociación comercial. Señaló que México, por ejemplo, ha condicionado la firma de un acuerdo comercial al regreso de Ecuador al Ciadi. “México se convierte en un canal estratégico de ingreso de Ecuador a la Alianza del Pacífico”.

 

 

 

EL COMERCIO

La vuelta al convenio del Ciadi es clave para la ruta comercial de Ecuador – El Comercio