Deportes

Por qué la Vinotinto no habla de la crisis en Venezuela

Los jugadores prefieren no provocar al gobierno de Nicolás Maduro por miedo a que deje de solventar los gastos de la Federación Venezolana de Fútbol.

VENEZUELA. Aunque la mayoría de los jugadores que conforma la selección de Venezuela juega en el exterior –sólo 6 de los 23 citados por Rafael Dudamel lo hacen en la liga local-, nadie del equipo es ajeno a lo que sucede en el país. Saben perfectamente cuáles son las dificultades que atraviesan sus familias, víctimas de las crisis social y política.

Pero su discurso es cauteloso. Ninguno profundiza sobre las problemáticas nacionales. A pesar de que ocupan el último puesto en la tabla de posiciones de las Eliminatorias Sudamericanas, insisten en que quieren darle una alegría a su gente y se esmeran para conseguirlo.

No significa que los futbolistas sean oficialistas. Al contrario, saben bien que su rol de figuras públicas hace que cualquier crítica tenga más peso. Sin embargo, prefieren no exponerse a las potenciales represalias del gobierno de Nicolás Maduro.

La realidad es que la logística para participar en las Eliminatorias es costosa y la mayoría de los gastos corren por cuenta del régimen chavista. Por ello, la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) insiste le a su plantel que cuide sus palabras. Incluso la prensa lo hace, ya que sus acreditaciones dependen también de ello.

El delantero Salomón Rondón, quien juega en el West Bromwich Albion de la Primera División de Inglaterra, ya recibió un llamado de atención por hablar sobre la vida en Caracas en una entrevista con The Guardian.

“La vida en Caracas ya no es vida. Te persigue la incertidumbre de si un día te van a matar, si salís a trabajar y no volvés a casa. Es un caos. Yo viví en Caracas y no estaba tan mal como ahora. Sufro por mi familia, que los secuestren. Cuando los voy a visitar trato de pasar inadvertido, que no me vea nadie”, denunció.

A horas del partido ante la Selección Argentina en Mérida, los venezolanos tienen la esperanza de que sus jugadores les den motivos para celebrar, como lo hicieron hace poco menos de cinco años con el recordado triunfo por 1-0 en Puerto La Cruz. (Internet/ La Nación)