Actualidad

LA VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA EN ECUADOR SE FORTALECE CON LA CONSTRUCCIÓN DE UN LABORATORIO DE BIOSEGURIDAD, GRACIAS A LA COOPERACIÓN ALEMANA.

El vicepresidente Alfredo Borrero Vega recorrió las instalaciones del INSPI y conoció los planos del proyecto que se ejecutará en su sede en la ciudad de Guayaquil.

Guayaquil.- Este viernes 28 de abril de 2023, el vicepresidente Alfredo Borrero Vega y autoridades del Ministerio de Salud Pública realizaron una visita técnica a las instalaciones del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública INSPI con el objetivo de dar seguimiento al proyecto de construcción del Laboratorio de Bioseguridad nivel 3 (BSL – 3), que contribuirá al fortalecimiento del sistema de vigilancia epidemiológica en Ecuador.

El Dr. Jorge Bejarano, director ejecutivo del INSPI, les guió en el recorrido por la Sede Central para conocer el Laboratorio de Investigación, Desarrollo e Innovación “Dr. Ernesto Gutiérrez”; la Plataforma de Microscopía Electrónica; la Biblioteca Francisco Campos Rivadeneira; y el lugar donde funcionará el laboratorio BSL – 3 en la Sede Juan Tanca Marengo.

“El INSPI tuvo un rol fundamental en el diagnóstico del COVID-19, por tal motivo hay que fortalecer su trabajo para mejorar el diagnóstico y la prevención de enfermedades de alta complejidad” dijo el Segundo Mandatario tras revisar los planos aprobados por el MSP. Un laboratorio nivel 3 está concebido para trabajar con microorganismos altamente infecciosos que son causantes de enfermedades mortales para el ser humano y para los cuales no existe un tratamiento efectivo.

El Dr. Jorge Bejarano precisó que el desarrollo de este ambicioso proyecto, en términos de infraestructura y adecuación, se concretará gracias a la inversión de la Sociedad Alemana de Cooperación Internacional GIZ en el marco del Programa Global de Preparación y Respuesta a las Pandemias. “Esta tecnología nos permitirá identificar virus, bacterias, hongos y parásitos que son de importancia sanitaria tanto a nivel nacional como de la región, para desarrollar fármacos u otro tipo de tratamientos que necesita la población” señaló.

De acuerdo a la planificación, la construcción comenzará en el mes de septiembre y culminará a finales del 2023. Países como México, Colombia, Chile y Brasil cuentan con este tipo de laboratorios, lo que abre importantes posibilidades de intercambio de conocimientos y la construcción de redes de colaboración regional.