Realidades

La valiosa colección de motos que pondrá en juego Brad Pitt en su divorcio

El actor tendrá que negociar con Angelina Jolie para poder conservar su ostentosa flota de rodados de lujo. Su pasión por las dos ruedas lo impulsó a adquirir más de 20 modelos. Un repaso por las piezas más alucinantes

EE.UU. Angelina Jolie le pidió el divorcio a Brad Pitt. Diferencias irreconciliables, como los métodos de crianza de él, fueron sus argumentos más sólidos. Es la culminación de una pareja de 12 años que se casó hace apenas dos, con sus hijos como figuras estelares de la boda. Ahora comenzarán los trámites para sellar la separación de una familia millonaria, la división de bienes de un auténtico imperio de USD 400 millones.

Según el contrato prenupcial que firmaron antes de contraer matrimonio, la fortuna común se dividirá en partes iguales, mientras que cada uno se quedará con el dinero que había acumulado antes de coronar su historia de amor en el altar. Ella ya solicitó la custodia de los seis hijos del matrimonio y se cree que tiene a su nombre todas las propiedades. Lo que se presume es que él no perderá su exclusiva y abultada colección de motocicletas. El actor estadounidense es un ferviente apasionado de las motos. Esta devoción amparada por un gran caudal de dinero le permitió adueñarse de una flota única: más de 20 unidades con valores exorbitantes.

Confeso enamorado de los modelos Ducati y Harley Davidson, también asume su rol de coleccionista al adquirir unidades con valor agregado: una moto de la Segunda Guerra Mundial, la primera motocicleta del mundo hecha a base de titanio, más unidades personalizadas con detalles refinados. Algunos de los ejemplares más impresionantes que brillan en el garage de Brad Pitt.

El actor desembolsó USD 385 mil por uno de los objetos más cotizados en las casas de subastas. Una BMW R75 con sidecar que maximiza su valor por haber sido utilizada en la Segunda Guerra Mundial, una unidad diseñada como herramienta de reconocimiento alemán para la exploración de montañas y desiertos. En su momento se fabricaron miles de estos modelos, pero en la actualidad sólo sobreviven un remanente de 500 unidades alrededor del globo, lo que le otorga calidad de piezas auténticas para coleccionistas. Una forma de transmitirles a sus hijos, quienes lo acompañan en el paseo, la pasión por las motos. (INFOBAE)