Opinión

La vacunación en Ecuador dió un giro de 180 grados’ con usted

Daniel Tristancho Cubillos/Guayaquil

Universidad Casa Grande

Hace aproximadamente una semana, Ecuador comenzó a escalar los rankings de países que tienen más porcentaje de habitantes vacunados con al menos una primera dosis. “Our World In Data”, la reconocida organización que produce estadísticas a nivel global, lo sitúo como el primer país de su lista con respecto al porcentaje de población inoculada diariamente, muy por encima de otros países europeos y asiáticos.

Cada día se roza o se rompe el récord establecido de vacunaciones diarias, contándose estas por cientos de miles, en una tendencia que a simple vista se nota que solo va a apuntar a subir aún más.

El vicepresidente, Alfredo Borrero, señaló que para el 31 de agosto probablemente la meta de 9 millones de ecuatorianos vacunados sea superada por un millón adicional. Las vacunas, sobre todo Sinovac y Pfizer, siguen llegando en cargamentos de cientos de miles, y a veces, hasta más del millón.

Que felicidad poder ser parte, como ecuatoriano, de un proceso de vacunación tan bien planeado y ejecutado. Lo que prometió el actual presidente, Guillermo Lasso, se está cumpliendo a la perfección.

Las alianzas con instituciones educativas, universidades y microempresas ha sido una jugada digna de admiración por parte del presidente, y la decisión de admitir a personas de cualquier edad en la mayoría de puntos de vacunación fue también el paso correcto.

A pesar de que en un principio daba alusión de un creciente desorden que no llevaría a nada, terminó significando un impulso descomunal en el volumen de vacunación.

A este paso la reactivación del país puede venir antes de lo esperado, y tampoco será sorpresa que el presidente Lasso refuerce su gran aceptación dentro del pueblo si persevera en la lucha contra esta pandemia de la misma manera en que lo está haciendo ahora.