Internacional

La UE fijará hoy prioridades inmediatas para hacer frente a crisis refugiados

Los líderes recalcan que mientras este trabajo conjunto se lleva a cabo hay que “mantener, aplicar y poner en marcha las reglas existentes.

BRUSELAS. Los líderes de la Unión Europea (UE) se comprometerán hoy a trabajar en nueve “prioridades inmediatas” para hacer frente a la crisis de refugiados, al tiempo que pedirán que se respeten las reglas del espacio de libre circulación Schengen y el reglamento de Dublín sobre gestión de solicitudes de asilo.

“Todos reconocemos que no hay soluciones fáciles y que solo podemos gestionar este reto trabajando juntos, en un espíritu de solidaridad y responsabilidad”, sostienen los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en el borrador de la declaración del encuentro, que aún está sujeto a cambios.

Los líderes recalcan que mientras este trabajo conjunto se lleva a cabo hay que “mantener, aplicar y poner en marcha las reglas existentes, incluyendo el reglamento de Dublín y las normas de Schengen”.

Esta afirmación resulta especialmente significativa después de la reintroducción temporal de los controles fronterizos por parte de Alemania, Austria y Eslovenia, una posibilidad prevista en el código Schengen, y de las acusaciones a Grecia e Italia de que no están registrando debidamente a los refugiados que llegan a su territorio.

Entre las medidas prioritarias, propuestas por la Comisión Europea (CE) y que deben adoptarse antes del Consejo Europeo de octubre, figura la entrega de una financiación de mil millones de euros a ACNUR, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otras agencias para responder a las necesidades urgentes de los refugiados.

En segundo lugar, los Veintiocho se comprometen a conceder apoyo financiero a Líbano, Jordania, Turquía para ayudarles a hacer frente al flujo de refugiados procedente de Siria, según el citado borrador.

Reforzar el diálogo con Turquía a todos los niveles para incrementar la cooperación en la gestión de la migración, es otra de la tareas que se marcan los Veintiocho, así como asistir a los Balcanes a través de los fondos destinados a los países en vías de sumarse al club comunitario.

Otro de los compromisos es aumentar la financiación de emergencia mediante un fondo fiduciario para África dedicado a buscar la estabilidad en la región y tratar las causas del problema de la inmigración irregular.

Para engrosar ese fondo serán necesarias “contribuciones adicionales” de los Estados miembros.

Para hacer frente a la “dramática” situación en las fronteras externas y reforzar los controles en las mismas, los líderes avalarán el refuerzo de los recursos y el personas de Frontex, EASO y Europol.

Asegurar la identificación, registro y toma de huellas dactilares de los solicitantes de asilo aparece asimismo entre las prioridades.

El objetivo es que equipos de expertos europeos presten asistencia a los países que son punto de entrada en al UE, como Grecia e Italia, para asegurar el proceso de reubicación de refugiados y el proceso de repatriación de inmigrantes irregulares.

En cuanto a Siria, los líderes pedirán “un esfuerzo renovado” para poner fin al conflicto y se comprometerán a asumir su parte.

“Las orientaciones acordadas hoy deben ser complementadas con la transposición e implementación por parte de los Estados miembros de las reglas comunes del sistema de asilo”, subrayarán los líderes.

“Es importante crear las condiciones para que todos los Estados miembros participen completamente en el sistema de Dublín”, añaden, y se comprometen a volver a tratar la crisis de refugiados en el Consejo Europeo de octubre. (EFE/La Nación)