Internacional

La UE dice que llegan menos refugiados pero que no está clara la causa

“Es verdad que en los últimos días hemos tenidos cifras considerablemente más bajas”, indicó Berndt Körner, subdirector de Frontex en una entrevista anoche en la televisión pública austríaca ORF.

VIENA. El número de refugiados que llegan a suelo griego desde Turquía ha caído en los últimos días pero aún es pronto para determinar si se debe al mal tiempo en el mar Egeo o a un aumento de los controles en suelo turco, indicó Frontex, la agencia europea de protección de fronteras.
“Es verdad que en los últimos días hemos tenidos cifras considerablemente más bajas”, indicó Berndt Körner, subdirector de Frontex en una entrevista anoche en la televisión pública austríaca ORF.

Körner indicó que es aún demasiado pronto para establecer si esa caída se debe al mal tiempo, a un cambio de la ruta que siguen los refugiados o a que Turquía está aplicando más controles para evitar que los refugiados partan desde su costa hacia las islas griegas.

El funcionario comunitario indicó que habrá que esperar unos días para ver cómo evoluciona la situación.

En relación a la posibilidad de que la OTAN patrulle las rutas marítimas que utilizan los refugiados, Körner afirmó que “hay que despedirse de la idea de que este movimiento migratorio pueda controlarse con medidas policiales en la frontera”.

Recordó que la prioridad de Frontex es rescatar a las personas que cruzan el Egeo en embarcaciones en muy mal estado y “llevarlas a puerto seguro”.

Respecto a los planes de varios países centroeuropeos de cerrar la frontera entre Macedonia y Grecia para cortar la ruta de los Balcanes por la que la mayoría de los refugiados marchan hacia Europa Occidental, Körner indicó que cuando se estabiliza una frontera aumentan las llegadas en otro punto.

El responsable de Frontex aseguró que se han observado “desvíos” por todas partes y que hay rutas que van por la frontera entre Rusia y Finlandia hacia Noruega, desde Ucrania hacia Polonia e incluso movimientos de sirios que van hacia las Islas Canarias.

“Lo que claramente hay que impedir y hay que tratar de acabar definitivamente con todas las fuerzas es con el terrible y aborrecible tráfico de embarcaciones que medio se caen” y que provocan “tragedias humanas”, dijo sobre los numerosos naufragios en el Egeo. (Efe/ La Nación)