Deportes

La ‘Tri’, con rivales en la Copa pero sin DT confirmado

La Copa América 2020 estrenará un nuevo formato y por primera ocasión se desarrollará en dos países: Colombia y Argentina. Se realizará a año seguido, después de que se disputó en Brasil; esto por igualar con la Eurocopa y que no exista problemas con el calendario internacional.

La organización dividió en dos zonas, norte y sur, a los países de la región. Así, quedaron divididos con seis selecciones en cada una, con la participación también de Catar y Australia como equipos invitados.

Ecuador quedó en el grupo B, en la sede colombiana, que se jugará en las ciudades de Bogotá, Cali, Barranquilla y Medellín. La Tricolor tendrá cuatro partidos en Bogotá y solo uno en Medellín.

Es decir, que cuatro de los cinco cotejos de la fase de grupos, la selección nacional jugará en la altitud de la capital colombiana. Bogotá tiene una altura de 2.640 metros sobre el nivel del mar (msnm), muy similar a la de Quito, con 2.850 msnm. Medellín tiene un altitud menor; está a 1.495 msnm.

Para Polo Carrera, exjugador y exentrenador de la selección, aquello no representará un problema para los jugadores; el entrenador no deberá hacer la convocatoria pensando estrictamente en ese detalle.

“Los jugadores están acostumbrados, puede afectar, pero no será algo tan preocupante. Más preocupa la preparación de la selección, que en este momento ya está en desventaja. Todas (las selecciones) ya tienen un modelo definido y un entrenador oficial en el cargo”, analizó.

En ese sentido indicó que el equipo llegaría mejor a la Copa América, pero en cambio la cercanía de las Eliminatorias (inician en marzo), provocaría una dificultad adicional. “Acá en enero no hay fútbol, por lo que se resta mucho tiempo. Tampoco sabemos qué pasará con los sancionados”.

El novedoso formato difiere de otras ediciones. Por ejemplo, en los ochenta se jugó un torneo con tres grupos de tres selecciones cada uno y el campeón de la edición anterior accedió directamente a semifinales.

En los noventa se varió en la organización. Existieron ediciones con dos grupos de cinco cada uno y también tres grupos de cuatro, cuando se empezaron a invitar a selecciones de otras latitudes.

El entrenador argentino Luis Soler aseguró que la Copa América será una buena oportunidad para fortalecer al equipo y también para probar a algún juvenil destacado.

“Las Eliminatorias estarán jugándose también, sirve para hacer pruebas y confirmar a los titulares. De inicio ya tienes cinco partidos fijos y es muy importante, porque serán los mismos equipos contra las que se juega en la clasificación”, dijo.

Más allá de los detalles de las sedes y el tema de la altura, a Soler le preocupa la designación del estratega.

“Es lo primero que hay que resolver. Hasta que no se haga, no se puede planificar nada acerca de la Copa. Estamos muy mal, preocupa que hayan tantas dudas en definir al nuevo DT”, dijo.

La incertidumbre

“Sin duda difícil, todos quisiéramos terminar con esta incertidumbre; entiendo que el Directorio de la FEF está trabajando arduamente para buscarlo y empezar a apuntar bien alto, pero no ha podido todavía resolver”, señaló el dirigente de Liga de Quito, Esteban Paz.

El directivo aseguró que “conviene comenzar cuanto antes y con alguien de jerarquía y ojalá que así sea”, aunque reconoció que “eso sí, ya contra el tiempo, porque en tres meses comenzarán las eliminatorias”.

Para Miller Salazar, presidente del Macará, los directivos de la FEF “se han demorado muchísimo” en la contratación del seleccionador. “Ojalá ya en los próximos días se nos dé alguna noticia que nos deje tranquilos, incluidos los directivos en general del fútbol ecuatoriano”, expresó.

“Se tiene que tomar rápido la decisión, no perder más tiempo; no entendemos por qué no se apuran, no sé si es que tienen la intención de ratificar a Jorge Célico como técnico de la selección. A mí personalmente no me agrada esa opción; respetamos sus conocimientos, pero se necesita de otro entrenador para la absoluta”, indicó.

Además, la selección tendrá otra competencia en 2020, con el preolímpico sub-23. El torneo se jugará en enero en Colombia, con Célico como DT.

 

 

 

(El Telégrafo)