Opinión

LA TORMENTA SE HARÁ SENTIR.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

Todo el sistema político sin excepción,  acompañado de todos los poderes del Estado están pasando por la misma crisis de corrupción anterior, la gran mayoría de los que votamos por el Banquero Lasso estamos decepcionados por el pésimo desempeño político y económico de un régimen que pensábamos sería el restaurador de la democracia y la economía, que terminaría con la corrupción, pensábamos además que después de la tormenta perfecta Socialista Progresista llegarían nuevos vientos de paz, pero resulta que el remedio resultó peor que la enfermedad.

En el Gobierno Socialista Revolucionario del siglo XXI de un dictadorzuelo egocentrista, todos los poderes del Estado los ejercía un corrupto demente y su palabra era la ley que impartía desde las sabatinas, hoy en día ninguna institución del Estado cumple con sus obligaciones y deberes que constan en un mamotreto dizque Constitucional dictado por una Constituyente trucha hecha a la medida por unos vividores asalariados  Socialistas Españoles.

Dentro de pocos días los triunviros de la FEINE, FENOCIN Y CONAIE estarían preparando el golpe de gracia final que intentará, por tercera vez, terminar con un gobierno incapaz en vías de terminar sus últimos días, con la última esperanza de salvación que es una consulta popular que en caso de triunfar tampoco solucionará todos los problemas del País.

Las instituciones y poderes del Estado ya ni siquiera entre ellas se respetan y han convertido al Ecuador en tierra de nadie, sin la posibilidad que un nuevo líder sin compromisos de ninguna clase aparezca como un redentor de la patria que ya no quiere y no necesita más refundaciones.